Oscilan entre 3 y 10 mil pesos, y las percepciones están entre 4 y 5 mil pesos: Rivero Fortuna.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Es necesario que los diputados del Congreso del Estado revisen las leyes en materia inquilinaria para regular los precios de las rentas de casas-habitación o departamentos en la capital del estado, dado el alto costo que éstas representan, afectando en gran medida la economía de las familias que tienen la necesidad de habitarlas, al no contar con una vivienda propia.

Esto lo señaló Armando Rivero Fortuna, presidente de la Barra Veracruzana de Abogados y el Colegio de Abogados y Profesionistas, A. C., quien dijo que esta situación se agrava porque el pago de las rentas oscilan entre 3 y 10 mil pesos y repercute en su economía, porque la gran mayoría de los arrendatarios perciben entre 4 y 5 mil pesos mensuales, algunos menos.

En conferencia de prensa, el jurisconsulto mencionó que los arrendadores y/o caseros están ahorcando económicamente a sus inquilinos, la mayoría de ellos estudiantes, al ser una ciudad de alta población estudiantil, porque el cobro que se realiza no está acorde con la realidad económica que padece la capital del estado, al ser un lugar en donde no se generan fuentes de empleo.

Expresó que las rentas que se cobran en Xalapa, son similares a las ciudades industriales como Monterrey, la Ciudad de México, Villahermosa, entre otras, pero allí no se tiene el problema de desempleo, como ocurre en la Atenas Veracruzana, de ahí la importancia de regular las rentas, por lo que se promoverá una iniciativa para que esto se haga “y que estén a la realidad económica de las familias”.

Externó la preocupación de las organizaciones que representa porque al no haber un control del cobro de las rentas “traerá un perjuicio para todos, porque los estudiantes emigrarán de Xalapa, al no poder pagar una renta y menos les quedará para atender otros satisfactores”.

“Les estamos pidiendo a los caseros o arrendadores que bajen las rentas y estabilizarlas a un costo, además de recomendar a la ciudadanía que si bien es cierto que se tiene que pagar una renta por adelantado, firmar un contrato por un año y pagar un depósito de un mes de la renta, es permitido por ley”, expuso.

Sin embargo, dejó en claro que no está permitido firmar pagarés cuando se vaya a rentar una casa o departamento, porque ello les generaría intereses, que posteriormente podrían tener problemas judiciales, al cobrarles un capital e intereses que no devengan lo que sería una renta.

También no es permitido que deben pedirles como requisito un aval con propiedad, porque no es un préstamo que les están dando, sino únicamente una renta que se debe pagar por adelantado, o que se presente una fianza anual por una afianzadora, lo cual es onerosa concluyó.