Con el gobierno del MAYL, no se han tenido el cambio prometido; al contrario, se han tomado medidas que afectan a la población en general: Mauricio Roque.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Mauricio Roque Sánchez, presidente del sector empresarial del Partido Encuentro Social (PES), aseguró que la falta de pagos a los empresarios veracruzanos por parte del gobierno estatal, ha llevado a varios comercios micro, pequeños, medianos y grandes a cerrar sus puertas.

En conferencia de prensa, el dirigente empresarial señaló que a menos de un año que le resta a la actual administración estatal, no se han logrado los cambios prometidos, por el contrario, se han tomado medidas que afectan a la población en general.

En el caso de los empresarios veracruzanos, dijo, los problemas que enfrentan se derivan principalmente por la falta de pagos que dejó la administración de Javier Duarte, y que la actual no lo ha podido saldar.

“Hay empresas a las que se les deben ocho millones de pesos y las administraciones pasada y actual han dejado casi en la calle a muchos empresarios y trabajadores”, añadió.

Destacó que la resiliencia de nuestros empresarios en el estado ha sido demasiada, hay muchas empresas que ya han cerrado sus puertas por los adeudos que supuestamente se iban a pagar y no se han cubierto.

“Necesitamos decirle al gobierno del estado que todavía nos queda a deber, que nos diga qué ha pasado con todos los acuerdos que se habían formulado y dónde quedan los compromisos de campaña y todo lo que supuestamente iba a cambiar”, subrayó.

Por otro lado, mencionó la preocupación porque el poder adquisitivo de la ciudadanía es bajo, por lo cual no se prevé una mejora en la economía a un corto plazo y que incluso el panorama electoral tampoco vislumbra mejorías para el país o el estado.

“Hay empresas que hemos visualizado que les deben 8 millones de pesos en algunas dependencias, hay adeudaos de 2, 3 o 5 millones de pesos por constructoras y es decir, los últimos gobiernos nos han dejado casi en la calle y no hay recursos para pagarles”, reiteró.

Finalmente, dio a conocer que otro sector con amplias inconformidades es el de los taxistas, a quienes les aumentaron impuestos y los obligaron a sumarse al programa de Reordenamiento del Transporte Público, lo cual les generó múltiples gastos.