Fueron autorizados en enero pasado para ser entregados antes de iniciar las campañas electorales y no se ha cumplido: Martha Macedo.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Martha Macedo Macedo, secretaria general de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), demandó a las autoridades centrales del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), dependiente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, la entrega de las 300 acciones del Programa de Vivienda Rural que les fueron autorizados para el presente ejercicio fiscal.

En entrevista, la dirigente campesina, dio a conocer que en enero pasado se tomaron las delegaciones federales de la Sedatu en todo el país y se acordó que antes de iniciar las campañas electorales se entregarían dichos apoyos y es la fecha que estos acuerdos no se han cumplido.

Sin embargo, dijo que para organizaciones afines al Partido Revolucionario Institucional, estos recursos ya fueron otorgados, citando como ejemplo el caso de Antorcha Campesina a quien le entregaron 52 millones de pesos para atender las demandas de sus agremiados.

Por tal motivo y para presionar, este miércoles se tomaron las oficinas delegacionales de la Sedatu para exigir el cumplimiento de los acuerdos pactados y que los recursos del Programa de Vivienda Rural lleguen a quien lo está requiriendo, agregó.

La secretaria general de la UNTA, dio a conocer que la medida adoptada se derivó porque el titilar de la dependencia federal en el estado, José Yunes Choperena, argumenta que la dependencia a su cargo no cuenta con los recursos para otorgárselos, toda vez que esto se autorizan desde la ciudad de México y que hasta el momento, no se le ha dado ninguna instrucción al respecto.

“Nosotros estamos solicitando la entrega de 300 acciones de vivienda por un monto de 6 millones de pesos, los cuales no han sido liberados por motivos que se desconocen, perjudicando con ello a 300 familias de varios municipios de la entidad”, añadió la dirigente campesina.

Dio a conocer que en el plantón iniciado este miércoles, permanecerán el tiempo que sea necesario. “No nos vamos a retirar, hasta en tanto no nos den los apoyos que estamos demandando. Estamos preparados para permanecer por varios días, como ocurrió en el mes de enero, cuando se hizo otra protesta similar”, añadió.

Finalmente, pidió comprensión a los usuarios de la Sedatu por las molestias que su movimiento les ocasiona, pero es la única manera de obligar a los funcionarios a sentarse en la mesa de negociaciones y atender sus planteamientos.