Además pretende aumentar pago por cargar pasaje y tarifa por el servicio de taxi; 500 trabajadores del volante afectados.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Taxistas que desde hace más de 25 años hacen sitio en la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA), pidieron el apoyo del gobernador del Estado porque los quieren desalojar de su centro de operaciones donde realizan el servicio de manera controlada e incluso les exigen un incremento en el pago por cargar pasaje y también en la cuota por el servicio de taxi.

Tras una marcha, desde CAXA hasta la céntrica Plaza Lerdo, frente al palacio de gobierno, en representación de sus compañeros, Claudio Vázquez Mora, dijo que han laborado durante 26 años en la central camionera y ahora no permitirán el desalojo.

El problema es que la gerencia de la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA) otorgó la concesión a una nueva empresa para que presten los servicios a los pasajeros, afectando a 500 taxistas en caso de ser despojados y por esa razón se manifestaron para exigir dialogar con el gobernador en demanda de su apoyo.

Al ser entrevistado el representante de taxistas afectados declaró: “Es una pena decirlo, pero nos quieren despojar: durante 26 años hemos prestado un servicio y ejemplo de muchas organizaciones, somos defensores de nuestras fuentes de trabajo”.

Dijo que se trata de defender su fuente de trabajo en CAXA. “Nos quieren sacar porque quieren meter a otra compañía que no tiene nada que ver con nosotros. Durante 26 años hemos estado laborando y es injusto cuando estamos 500 trabajadores del volante, más familias”, añadió.

Destacó además que el servicio será más costoso para los usuarios, por la pretensión de la gerencia de aumentar los costos del peaje y la tarifa del servicio que se presta.

Precisó que con la licitación, aumentaría a los conductores la cuota de derechos para operar en CAXA, al pasar del pago de 300 pesos cada 3 años a 3 mil pesos anuales; además de imponer un incremento en las tarifas del servicio al usuario de entre 5 a 8 pesos por viaje, porque actualmente la corrida mínima desde CAXA es de 30 a 35 pesos, por lo que podría aumentar hasta 40 ó 45 pesos.