VERBACHIRRISCA

Por Atruper

De los más calientito y pa´que le midan el agua a los tamales los necios y re´nacos diputadetes tricolores locales que se niegan a darle entrada a la Iniciativa de Ley que les envió el ojiverde  goberneytor choleño, pa´que de una vez por todas los motociclistas del Estado –y los que pasen en calidad de turistas-  porten en la espalda número de placa de su jaca de acero -ah jijos, me oí de narrador de deportes- para ser identificables ante sociedad y autoridad, como los engomados son a los automotores en México, ¡ah chingá cómo que no!. Les cuento que uno de los casos de ayer, de los reportados que conste, es el de ayer sábado en la tarde cuando bajando de su automóvil y procedentes de Fortín de las flores, un don y su esposa se apearon de su Yeta negro en la esquina de Avenida 5 y Calle 27 Colonia San Cayetano en Córdoba, cuando a la de sin susto dos encapuchados les dispararon y mataron al hombre, los asesinos iban en motocicletas, obvio que nadie pudo identificarlos no obstante había luz del crepúsculo vespertino –nada de decir  “tardenoche” esas son mamarrachadas de indiorantes–. Otro caso triste, la raza noble y honesta de Boca del Rio chance recuerde todavía a don Héctor, el ñor propietario de la Farmacia Carranza en la colonia del mismo nombre, en la Calle 8, entre las calles 1 y 3. Al cerrar el changarro como a media noche llegaron –otra vez- dos batos malamadre a asaltarlo a lo cara de perro, seguro iban bien puestos y arribotota, pero no tan solo le arrebataron las monedas y tres billetes sino que los jijoepoetas le sorrajaron balazos matándolo gachamente,  y cerró sus ojitos Héctor. Los pránganas, dicen los vecinos, que ya habían agarrado de su puerquito al ñor y lo habían atracado varias veces, los lacras son conocidos del vecindario porque le pegan al peligro diarina y güevo tripulando motocicletas sin placas. Y dentro de este drama la raza de la coloña cuenta que don Hétor era chido porque cuando a la gente no le alcanzaba el billete pa´comprar medecina pa´ sus enfermos el ruco les fiaba o de plano se las regalaba, era chido el bato; sin embargo un par de bestias en moto le dieron cuello a un hombre bueno. No es que aquí me esté entrando el soplido de la Rosa de Guadalupe, sino que trato de mostrar a la raza cuántas personas que son asaltadas, violentadas, heridas, asesinadas, vigiladas por halcones, ha sido por desgraciados hampones motorizados, que no portan ni placas sus motos y con el casco puesto se vuelven inidentificables, ¡coño joder! si a esos jijos de Satán cualquier ciudadano que los like marcara el 911 y dijera que en tal o cual  calle van circulando  tipos sin identificación visible  en moto, pos entóns cualquier  autoridad de la ley y el orden los localizaría y atoraría, pasaría a báscula en calidad de mientras pa´ ver qué onda y por qué no obedecen una Ley; esas instancias podrían ser de Tránsito del Estado, Ejército Mexicano, Marina Armada, Policía Federal, Policía Militar, Gendarmería, Policía Municipal y otras. Pero nomás no se pueden evitar asaltos y asesinatos perpetrados por motociclistas anónimos porque unos güevones e inútiles diputadetes enemigos políticos del Miyuli y de su gobierno neciamente le llevan la contraria, esos diputados prostitutos son verdaderos enemigos del pueblo, neta que son asquerosos traidores de la ley y el orden empezando por un tal Clarkent  Contreras, por cierto sedicente asesor de Pepe el peroteño. Además 8 millones de veracruzanos NO hemos visto que motortilleros, motorrepartidores de todo incluyendo periódicos, motopitzeros, motopolleros, motoreporteros, motopanaderos, estudiantes, aboneros, empleados, obreros, NO hemos visto se opongan a la identificación en chalecos y casco, NO han hecho manifestaciones NO han dado pláticas de prensa güevonamente en un café, esa gente es trabajadora de bien, noble y honesta que no tiene pedal para negarse a identificarse. Los que la están haciéndola de jamón y oponiéndose a esa Ley,  son los tiradores de merca, los que reparten mota, coca, cristal, armas, los asaltantes, sicarios, halcones y uno que otro junior rico o vejete –ay, me mordí la lengua-   que tiene por juguete de Domingo una motota de medio millón de baro que le regaló papi en su cumple, o se compraron con lo de la jubilación, esos de “Club” y “Asociación” quesque porque una identificación en un chaleco les vulnera sus Derechos Humanos ¡mis polainas! con esos ojaldras maniqueistas. ¡Mis güesos son sus ojos, mi viagra su nariz, mis mecox sus lagañas y mis rizos sus pestañas! Es cuanto, y me largo a la verinyei. ¿Me acompañan? Adioooosito beibis. Chaaoooo….

Ah,  se me olvidaba, a  petición popular en la semana le seguiré chis-meando de la turistiada fiel veracruzana  que irán a La Habana, Cuba al fiestón de inauguración de un negocito de don Toño, ¿se acuerdan de la boda azulamarela de Can Cún? ¡Se va a quedar chiquita! , pero por ái va, por ái va.