EL PANISTA / MORENO IVAN ESPINOZA SUS INTERESES Y SU GRUPO AL QUE SIRVE, ES A TODAS LUCES; RESQUEBRAJAR EL PANISMO EN CORDOBA, SIN IMPORTARLES A EL Y SU GRUPO ANTAGONICO EL DAÑO COLATERAL AL GREMIO AZUL Y SUS CANDIDATOS.
Mejor que renuncie Espinoza Hermida y su grupo Bernal y no los miembros del Comité que si trabajan dentro de los lineamientos que rigen dentro de este partido blanquiazul:

*Los Ataques sin fundamento y sistemático de Espinoza Hermida contra la primera panista, la alcalde de Córdoba Lety López; violenta los estatutos generales del Partido Acción Nacional y pone en riesgo los destinos de México y del Estado de Veracruz, razón de peso por lo que militantes y miembros activos renuncian al CDM, mas no al PAN y dejan en claro seguir trabajando para los candidatos a la presidencia de la república, para gobernador de Veracruz y diputados federal y local por el frente PAN MC-PRD.
El tesorero del CDM Jaime Gallardo y Paola Pardo, textualmente dan a conocer en las redes que:

Estos infundios y refunfuñeos que viene manejando en las redes IVAN ESPINOZA EN CONTRA DE LA PRIMERA PANSTA DE CORDOBA LETY LOPEZ; REVELA QUE Iván esta sirviendo a SU GRUPO BERNAL y por ende TRABAJAN PARA MORENA, y obviamente que quieren poder político, pero no saben hacer política, sino todo lo contrario GUERRA SUCIA y batirse en el lodo…junto a ya saben quien.

Paola y Jaime dejan en claro que renuncian al CDM del PAN por la postura de Iván que solo esta generando el divisionismo de la militancia y por dejar de ser un dirigente que vele por los intereses y principios del PAN, lo cual revela de cara al proceso que Iván y al grupo que sirve; están trabajando para MORENA cuando esta en juego los destinos de México Veracruz.
Los intereses de Iván Espinoza Hermida están con los del grupo de los exalcaldes Tomás Ríos y Hugo Fernández este ultimo quien incluso pretendió ser candidato a la diputación Federal por morena, pretensión a la cual posteriormente declina ante el intenso cuestionamiento que en redes sociales le hicieron y la fuerte amenaza de quien manda en el estado de judicializarlo.