No se hace justo que se queden con un recurso que debería llegar al campo, que sigue en extrema pobreza: Deysi Pérez.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., El Congreso Agrario Permanente de Veracruz (CAP) demandó una investigación exhaustiva y se aclare el presunto desvío de recursos y clonación de padrones que se hizo en los presupuestos destinados al campo por parte de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) por un monto de 3 mil 500 millones de pesos.

Deysi Pérez Fuentes, coordinadora estatal del CAP señaló que es necesario aclarar esta situación irregular “porque el campo necesita más recursos y no se hace justo que a estas alturas clonen o se queden con un recurso que debería llegar al campo, sobre todo viendo la situación que el sector rural que sigue estando en extrema pobreza”.

En conferencia de prensa, en donde fijaron un posicionamiento con motivo del 99 aniversario de la muerte de Emiliano Zapata Salazar, la dirigente campesina consideró necesario que esto se investigue y saber dónde quedó el recurso, pues es mucha la gente que necesita el apoyo.

“Son las autoridades (federales las que tienen que resolver el problema. Yo no puedo decir que a mí me mocharon o que los productores fueron recortados porque se les cumplió lo que se pidió y solicitó”, añadió.

Y es que de acuerdo a la información manejada por un medio electrónico a nivel nacional, se indicó que se utilizaron tres métodos de recolección ilegal de recursos.

El primero de ellos fue la clonación de campesinos, que consiste en duplicar la información del beneficiario para justificar la erogación. El segundo, fue la doble mesa, donde personal de la Sagarpa iba a los pueblos y colocaba dos escritorios, en el primero los campesinos firmaban haber recibido mil 500 pesos y en la segunda mesa, el documento sobre el apoyo disminuía a 800 ó 900 pesos en efectivo o en especie, con lo que perdían entre 600 y 700 pesos.

Campo nacional estancado y con terrible crisis productiva: CAP

Antes, Genaro Domínguez Maldonado, secretario general de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indios (CNPI), a nombre de las 16 organizaciones agrarias que conforman el Congreso Agrario Permanente (CAP) destacó que el sector social del campo mexicano se encuentra estancado, con una terrible crisis productiva que ha hecho que sectores enteros de la producción rural se encuentran en peligro de desaparecer debido a la ruinosa competencia de las importaciones procedentes de otros países, que aplican de manera indiscriminada los subsidios agropecuarios a sus productores locales.

En el marco, del 99 aniversario del asesinato del general Emiliano Zapata, en la declaración emitida por esta organización agraria, manifestaron su decisión de luchar por una reforma al campo que realice cambios fundamentales en las políticas públicas del desarrollo social, rural y fomento productivo, que han demostrado una total ineficiencia para combatir la pobreza, la marginación y el rezago productivo, atraso en el que viven las comunidades.

Ante esto, demandaron una gran reforma al campo, impulsando iniciativas que permitan la atención y el financiamiento a los proyectos productivos de las organizaciones de productores, ejidos, comunidades y localidades rurales, de la comercialización justa de sus productos.

Además, manifestaron su inconformidad por el uso perverso de las reglas de operación que han sido utilizadas como mecanismo de contención para limitar la demanda de apoyo a los productores del sector social.