BARRA LIBRE  |

Alfredo Quezada Hernández  |

  • PRIISMO VERACRUZANO

Tal pareciera que el tricolor en la entidad no tiene rumbo.

Los seccionales están olvidados y las bases continúan sin ser  tomadas en cuenta.

De nada sirvió que miles de priistas, el pasado domingo,  se volcaran a recibir a su candidato presidencial, lo cual indudablemente  revivió los tiempos de pompa y poderío del tricolor, si los que le dan vida al partido son ignorados por la dirigencia.

Muchos priistas de renombre, de esos que han dado la vida por las siglas, se quejan amargamente que los tienen olvidados, que prácticamente el partido está secuestrado por unos cuantos, por los mismos de siempre, por esos que están enquistados y por nada se mueven.

No hay rumbo, no hay liderazgo, lo único que existe es dirigencia y párele de contar.

Tal parece que el candidato esta mas atareado en poner orden hacia el interior del comité  estatal, que en atender puntos neurálgicos de su campaña.

Los tiempos se acortan, las necesidades son extremas y los pleitos no se acaban.

La bocanada de oxígeno que le vino a dejar Meade a los priistas veracruzanos debe ser bastante bien aprovechada de lo contrario solo malos resultados deben esperar.

Bien valdría la pena recordar que el peroteño ya mordió  el polvo, por si las dudas, hay que tomar las providencias.

Suerte.

  • ROCIO NAHLE

La zacatecana resulto ser de piel muy sensible.

Si no quiere ver visiones que no ande de noche.

La nacida en Rio Grande Zacatecas es protagónica, le encantan las luminarias.

Su trabajo es bastante magro y la destaca su verborrea, su acarreo de beneficios personales.

Le cuento.

Bastante mal se vio el pasado fin de semana allá en la región de Coatepec al evidenciar a  una reportera, como servidora del señor Yunes Linares.

Públicamente, como acostumbra, le aventó su perorata a la dama quien solo atino a negar la crítica de la matrona de MORENA.

Fiel a su estilo y a su costumbre la zacatecana recurre a la acción beligerante y al reclamo.

Lo cierto es que es la que más beneficios ha obtenido del negocio ese llamado MORENA.

Quienes  la conocen aseguran que junto con su esposo han engrosado las cuentas bancarias gracias a las obras adjudicadas sin mayor trámite, toda gracias a la adjudicación directa.

Pero eso no es todo, ya lo externo el ex moreno, Sebastián Reyes Arellano, Nahle García acostumbra imponer  como candidatas a  sus compadres y comadres, por lo que seguramente nada de buenos resultados le esperan a MORENA.

No cabe duda que la incongruencia es la eterna compañera de la zacatecana, dice una cosa, piensa otra cosa y hace otra cosa.

Lastima.

  • PATRIMONIO CULTURAL

Indudablemente que  nuestra entidad es una de las más importantes en estas cuestiones, su patrimonio cultural es considerable.

En los últimos años nuestro estado es reconocido en todo el país e incluso a nivel mundial, por su riqueza cultural.

Instituciones culturales como la Orquesta Sinfónica, es uno de ellos, los sitios arqueológicos, son otros.

No olvidemos que la cultura entra a Veracruz y sale de Veracruz para ceñir a todo nuestro país desde épocas muy remotas existe aquí un patrimonio arqueológico importantísimo.

El patrimonio cultural de Veracruz es muy amplio.

Ahora solo resta conservarlo.

  • OCDE

En un informe la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) precisa que  entre 2006 y 2016 se desplomó la confianza de los mexicanos en su Gobierno y se acrecentó la percepción de que la corrupción se extendió a lo largo y ancho del  país.

De acuerdo al reporte “Perspectivas económicas 2018: Repensando las instituciones para el desarrollo” se precisa que a mediados de la pasada década la población que mostraba  confianza en el Gobierno nacional era de 43 por ciento, y diez años después el porcentaje pasó al 28 por ciento, por abajo del 37 por ciento promedio de los países integrantes de la OCDE y el 29 por ciento de los países de América Latina y El Caribe.

También agrega que el número de mexicanos que percibe que la corrupción se encuentra extendida en el territorio mexicano aumentó del 75 al 85 por ciento en los diez años tomados como referencia.

Por lo anterior, y dado que los ciudadanos mexicanos han llegado al hartazgo de tanto corrupción e impunidad, se reafirma, no hay confianza ciudadana en las autoridades.