13 DE ABRIL, 2018  |

Embajador ruso en Estados Unidos afirma que la responsabilidad recae en Washington, Londres y París.

El ataque lanzado hoy contra Siria por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia “no se quedará sin consecuencias”, advirtió el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov.

“Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar.

“Habíamos advertido de que estas acciones no se quedarán sin consecuencias. Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París”, dijo Antónov en una declaración oficial difundida por la Embajada.

El riesgo de la respuesta rusa

Ante el ataque militar de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra objetivos sirios, el temor ahora es una posible respuesta de Rusia, en particular contra los portaaviones estadounidenses que se encuentran en la región.

Pese a que Washington y Moscú han sido rivales durante décadas y han medido sus fuerzas de manera indirecta en terceros países durante la Guerra Fría, como fue la guerra de Vietnam o la crisis de los misiles en Cuba, en 1962, nunca han realizado ataques directos contra sus posiciones militares.

En este caso, tras una semana de amenazas a través de Twitter por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Rusia ya ha respondido por Siria, su aliado.

Hay que recordar que Rusia ha apoyado al gobierno de Bashar al-Assad desde el inicio de la guerra civil en Siria, en 2011. Al pasar los años su apoyo pasó de diplomático a militar y actualmente su fuerza es vital para el desgastado ejército leal a Damasco tras siete años de guerra civil.

En su mensaje al anunciar el inicio de esta ofensiva en Siria, el presidente Trump cuestionó qué país podía ser aliado de un régimen como el de Damasco, que ataca con armas químicas a su propia población.

El miércoles Trump advirtió directamente al Kremlin en un mensaje de Twitter en el que escribió: “Rusia dice que derribará todos y cada uno de los misiles disparados contra Siria. ¡Prepárate, Rusia, porque vendrán (misiles) bonitos, nuevos e “inteligentes”!

El jueves, el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, insistió en que el presunto ataque con sustancias químicas contra la ciudad siria de Duma (el pasado sábado 7 de abril) fue un montaje para realizar un ataque contra Siria y reconoció que existía un “riesgo de guerra” si EU lanzaba un ataque. “No podemos excluir ninguna posibilidad, lamentablemente, porque hemos visto mensajes saliendo de Washington que son muy belicosos”, dijo Nebenzia en Nueva York.

La relación entre Rusia y Occidente, se encuentran en un momento particularmente delicado. Por un lado, enfrenta las investigaciones en el congreso de Estados Unidos ante su probable injerencia en las elecciones de 2016.

Sin embargo, las tensiones aumentaron tras el ataque con un agente químico contra el ex espía ruso Serguéi Skripal y su hija el pasado 4 de marzo en Inglaterra.

Londres ha responsabilizado directamente a Moscú del ataque con armas prohibidas dentro de su territorio, mientras que el Kremlin ha descartado que tuviera motivos para hacerlo.

Una respuesta directa de Rusia contra objetivos estadounidenses generaría un escenario que el mundo no ha visto y las consecuencias podrían ser imprevisibles. No es, de ninguna manera, deseable.

Fuente: ELUNIVERSAL.COM.MX