En menos de dos meses se han muerto más de 600 animales, sin que las autoridades de Sagarpa y Sedarpa intervengan con campañas sanitarias.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Entre los ganaderos del norte de la entidad hay una gran preocupación por la mortandad de ganado, que en los últimos dos meses se han muerto más de 600 semovientes a consecuencia de la babesiosis (enfermedad provocada por un género de protistas parásitos transmitidos por garrapátas y que atacan a los glóbulos rojos de la sangre).

Edgar Díaz Fuentes, secretario general del Pacto de Organizaciones Agropecuarias y Sociales del estado de Veracruz, dio a conocer que este problema se ha hecho patente en los ranchos ganaderos ubicados en los municipios de Tantoyuca, Chicontepec, Benito Juárez, Zontecomatlán e Ixhuatlán de Madero, entre otros.

“Desde hace dos meses se vino una especie de virus, causado por la garrapata, no es la piroplasmosis que conocemos y a pesar de que se hizo del conocimiento del problema a las autoridades correspondiente de la Sagarpa y Sedarpa, éstas han hecho caso omiso.

Ante esta situación, motivó que el propietario del rancho El Clarín, del que solo dijo que se llama Agustín, del municipio de Benito Juárez, acudió a la UNAM a solicitar su apoyo para que en el laboratorio se analizaran las vísceras y parte del animal muerto y determinar la causa de la muerte de los bovinos, añadió.

Expresó que se pidió al delegado de la Sagarpa y a la propia Sedarpa, que se coordinaran y se implementara una campaña para atacar este problema, que ya se tiene a varios pequeños ganaderos han perdido parte de su patrimonio, al morirse 3, 4, ó 5 reses.

Citó como ejemplo el rancho El Clarín, en donde su propietario ya perdió 100 semovientes por esta enfermedad; el rancho El Agüita, La Puerta de Camaitlán, propiedad de Procoro Mejía que se le han muerto 20 cabezas de ganado y un sinfín de pequeños productores que ya enfrentan pérdidas por esta situación “y las autoridades agropecuarias, tanto federales como estatales del estado están cruzados de brazos”.

El dirigente agrario pidió al delegado de la Sagarpa en el estado, Genaro Ruiz Arriaga y al titular de la Sedarpa, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, se coordinen para la realización de una campaña zoosanitaria y evitar la proliferación de esta enfermedad, que está haciendo estragos en los hatos ganaderos norveracruzanos.

Finalmente, dio a conocer que se está requiriendo fungicidas para bañar a los semovientes y atacar de tajo las garrapatas, que en esta temporada del año, se incrementa su presencia en los ranchos ganaderos.