Se van los Castro, sigue la Revolución; Fidel y Raúl

Se van los Castro, sigue la Revolución; Fidel y Raúl

La Asamblea Nacional comienza a debatir hoy la sucesión de Raúl Castro, una transición que pone fin a casi seis décadas de poder de los hermanos que lideraron la isla socialista

María Fernández Rehberger   |

  
1 / 5
 7 de enero de 1959. Fidel Castro y sus soldados son fotografiados un día antes de ingresar a La Habana tras la renuncia del dictador Fulgencio Batista. Las tropas ya eran esperadas en la capital.

CIUDAD DE MÉXICO, 18/04/2018.- Hoy inicia el proceso de renovación de la Presidencia de Cuba, considerado histórico porque por primera vez desde 1959 no estará un Castro en el poder, aunque el actual mandatario allanó el terreno para que su sucesor mantenga el sistema socialista basado en la Revolución.

El vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 57 años, es el nombre que suena en los oídos de los cubanos como seguro heredero de Raúl Castro. Aunque no llevará uniforme militar por no pertenecer a la generación de la Revolución Cubana, sí se espera que mantenga encendida la llama de los Castro, pues no concibe rupturas en su país: “Creo que, ante todo, tiene que haber continuidad”, dijo Díaz-Canel en noviembre pasado, según el portal Cubanet.

Si bien Raúl Castro buscó a un personaje de muy bajo perfil para sucederlo, también lo ha ido preparando. Que Díaz-Canel haya viajado a Corea del Norte para visitar al líder Kim Jong-Un, a Rusia a ver al presidente Vladimir Putin, o se haya sentado en la misma mesa con Raúl y Barack Obama en la visita que hizo éste último a la isla es un claro mensaje de que es el elegido”, dijo a Excélsior el internacionalista y experto en campañas electorales Orlando Goncalves.

Para el analista cubano Arturo López-Levy, “es un error pensar que el nuevo Presidente va a reemplazar el modelo de Fidel Castro (fallecido en noviembre de 2016). “Nadie, ni el propio Raúl, ha llenado los zapatos de un líder continental de izquierda como lo era Fidel. No hay una figura de esa estatura a la cual el liderazgo cubano pueda arrimarse”, destacó el también catedrático de la Universidad de Texas.

Previamente, Díaz-Canel encabezó el Ministerio de Educación Superior y fue dirigente del Partido Comunista de Cuba (PCC) en las provincias de Villa Clara y Holguín. Además de éste, otras figuras que podrían ocupar cargos en el nuevo gobierno son el canciller, Bruno Rodríguez; el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Leopoldo Cintra Frías, o la secretaria del Partido Comunista en La Habana, Mercedes López Acea, entre otros.

Raúl Castro, quien asumió la Presidencia en 2008, cumplió su promesa de gobernar sólo durante dos legislaturas, aunque de momento no va a soltar el timón del PCC, siendo ésta la primera vez que el liderazgo del país y la jefatura de dicho partido son ejercidos por personas diferentes.

López-Levy señaló que, en cuanto al margen de maniobra, Raúl le dejará (a Díaz-Canel) un espacio sustantivo para que maneje el gobierno, y lo va a apoyar para que consolide su posición con los líderes partidistas y con el alto mando militar.

DONALD TRUMP PODRÍA SER SU PRIMER RETO

No obstante, la navegación de la isla atraviesa aguas turbulentas y, entre los desafíos, Díaz-Canel deberá hacer frente al presidente estadunidense, Donald Trump, quien ha vuelto a aplicar una política de mano dura contra Cuba, tratando de eliminar los vestigios de su antecesor, Barack Obama, quien impulsó el deshielo entre ambas naciones en 2014. En noviembre pasado, el republicano impuso nuevas sanciones contra Cuba que incluyeron la restricción del comercio y viajes.

Luego de 59 años de agresiones y provocaciones y el estancamiento de las relaciones La Habana-Washington, el pueblo cubano sigue firme y vencerá en su proyecto socialista”, manifestó el posible sucesor en otro de sus discursos, según el portal HispanTV.

En el terreno económico, el sucesor de Raúl tendrá que caminar hacia una economía mixta promoviendo una mejor integración de los sectores estatal y no estatal y alcanzando una unificación monetaria, sostuvo López-Levy. En Cuba circulan dos monedas –el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC), equivalente al dólar– y ninguna de ellas es divisa extranjera. Esto genera un caos en la isla porque no aceptan las dos monedas en todos los lugares.

Raúl Castro insistió en que la “dualidad debe terminar ya”, pero no es tan sencillo cuando Cuba no puede recurrir ni al Banco Mundial (BM) ni al Fondo Monetario Internacional (FMI) porque abandonó ambas instituciones después de la Revolución.

El Presidente saliente impulsó un programa de reformas económicas que abrió más espacio a las empresas privadas y a la inversión extranjera, pero aún así el país cerró 2017 con un ligero crecimiento económico de 1.6%, según admitió el propio gobierno. Esto aunado a que su mayor aliado, Venezuela, atraviesa por una severa crisis política, económica y social, lo que redujo notablemente los envíos de crudo a Cuba. A su vez, apuntó López-Levy, el nuevo líder deberá lidiar con una mayor pluralización de la sociedad donde la Iglesia ha ido ganando terreno.

Sin embargo, las grietas no parecen abrirse en cuanto a la libertad de prensa, pues Díaz-Canel, al igual que la dinastía Castro, ataca ferozmente a los medios disidentes con el régimen. Recientemente calificó las pocas plataformas digitales existentes como “proyectos con contenidos subversivos” y estuvo a punto de cerrar una de ellas, sin importarle que se “armara un escándalo”: “La vamos a cerrar, que digan que censuramos, está bien”, aseguró, según declaraciones recogidas en El Nuevo Herald.

Y así, el camarada de los Castro trazará una línea uniforme a la del régimen. “La mayor satisfacción es la tranquilidad que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo”, resaltó Raúl Castro en un discurso plasmado en el diario oficial Granma.

1953

26 DE JULIO

Fracasa el asalto al Cuartel de Moncada. Fidel y Raúl son condenados a cárcel, pero se les libera dos años más tarde y se exilian en México.

1956

25 DE NOVIEMBRE

Los Castro y 81 seguidores parten de México a bordo del Granma e inician una revolución que se extendería durante cuatro años.

1959

1 DE ENERO

Fulgencio Batista cede el poder a una Junta Militar y abandona Cuba. Fidel Castro forma un gobierno en el que lidera las Fuerzas Armadas.

1962

22 AL 28 DE OCTUBRE

Crisis de los misiles, que termina con la retirada de las tropas soviéticas de Cuba y el bloqueo de buques militares por parte de Estados Unidos.

1994

7 AL 13 DE MARZO

Crisis de los balseros.
Hunden un remolcador en el que mueren 40 de sus ocupantes y Fidel Castro permite la salida de balseros.

2006

7 AL 13 DE MARZO

Fidel Castro delega la Presidencia de forma temporal a Raúl. En 2008 renuncia al cargo y designan a Raúl como nuevo mandatario.

19 de abril de 2011. El exmandatario Fidel Castro levanta la mano de su hermano, el ya presidente Raúl, en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba en La Habana.

2014

17 DE DICIEMBRE

Raúl anuncia un acercamiento con EU. Al año siguiente, ambos países restablecen sus relaciones diplomáticas.

23 de septiembre de 2015. Raúl Castro (centro) abraza al mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos (izq.) y al líder de la guerrilla de las FARC, Timoleón Jiménez, tras la firma del acuerdo de paz.

 

21 de marzo de 2016. El presidente de Cuba, Raúl Castro, levanta la mano de su homólogo estadunidense, Barack Obama, tras una reunión en La Habana. Fue el tercer encuentro entre ambos mandatarios desde que anunciaron el deshielo de la relación bilateral.

 

2016

25 DE NOVIEMBRE

A través de un mensaje por televisión, Raúl Castro es el encargado de anunciar la muerte de su hermano Fidel.

LAS REFORMAS DE RAÚL CASTRO

Durante su Presidencia, Raúl Castro impulsó una serie de reformas económicas y legales con el objetivo de actualizar el modelo socialista.

HOTELES Y CELULARES. Permitió a los cubanos poder comprar una línea de teléfono celular, restringidas hasta entonces a empresas y extranjeros. También permitió el libre acceso de cubanos a los hoteles, prohibido desde la década de 1990.

AGRICULTURA. El Decreto-Ley 300 autorizó la entrega de tierras ociosas en usufructo para reducir las importaciones de alimentos. De 2008 a 2015 se entregaron 1.7 millones de hectáreas a unas 200 mil personas.

MENOS EMPLEO ESTATAL. En 2010 anunció medidas para reducir las plantillas en el sector estatal. El objetivo era reducir más de 500 mil plazas.

TRABAJO AUTÓNOMO. El 25 de noviembre de 2010 se reconoció el “trabajo por cuenta propia” para 178 actividades. En septiembre de 2017 se tenían registrados a 579 mil 415 trabajadores autónomos.

COMPRAVENTA DE VIVIENDAS Y VEHÍCULOS. El gobierno autorizó en 2011 la compraventa de viviendas y vehículos entre cubanos, pero lo restringe a una residencia. Los vehículos son vendidos a precios astronómicos.

LÍMITE DE EDAD Y MANDATOS. En abril de 2011, Raúl Castro pidió la limitación a dos mandatos consecutivos, de cinco años cada uno, para los cargos gubernamentales.

FINANCIAMIENTO BANCARIO. Se autorizó la concesión de créditos a trabajadores del sector privado, para agricultura o nuevas microempresas. En 2015 se concedieron créditos por 5 millones de dólares.

COOPERATIVISMO. Se amplió el tipo de gestión cooperativa, que hasta ese momento sólo se permitía al sector agropecuario. Ahora puede emplearse en 47 actividades económicas, como la gastronomía, los servicios técnicos y el transporte.

MIGRACIÓN. La reforma migratoria de 2013 eliminó el “permiso de salida” del Estado para poder viajar y amplió de 11 a 24 meses el tiempo en que un cubano puede estar en el exterior sin perder el derecho sobre sus propiedades en la isla.

FISCALIDAD. La Ley Tributaria entró en vigor en enero de 2013. Los nuevos impuestos se aplican sobre utilidades, tasas aduaneras, ventas y servicios, utilización de mano de obra y sobre los ingresos personales.

–DPA

Un rockstar en Santa Clara

Era un funcionario joven, delgado de cabello largo que andaba en bicicleta saludando a los vecinos y por su personal estilo de dirigir su provincia tenía la popularidad de una estrella de rock local.

Pasó una década desde entonces y Miguel Díaz-Canel –que ahora posiblemente sucederá al mandatario Raúl Castro en la Presidencia de Cuba– parece otra persona: canoso, serio, de muy pocas palabras y con escasa visibilidad pública.

Díaz-Canel, quien es actualmente el primer vicepresidente tiene una biografía oficial escueta de detalles personales y profesionales, y aunque nadie sabe a ciencia cierta cómo se proyectará en su gobierno, algunos indicios dan cuenta de lo que posiblemente sea un nuevo estilo.

En un país en el que no existe la figura de la primera dama y los dirigentes  ocultan con celo su vida privada, Díaz-Canel llegó casi sin vigilancia en marzo pasado hasta un centro de votación en Santa Clara, donde medios extranjeros aguardaban.

El funcionario caminó a lo largo de una cuadra, de la mano de su segunda esposa, mientras saludaba a las personas que se le acercaban. “Aquí estamos construyendo una relación de gobierno y pueblo”, dijo en esa inusual aparición pública.

Pero muchos cubanos a lo largo y ancho de la isla apenas lo conocen. Los últimos años de su ascenso político han transcurrido lento, pero sin pausa, escalón por escalón, y asumió un perfil tan bajo que pasaban meses sin que se supiera de sus actividades.

Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente y posible sucesor de Raúl Castro.

Su imagen ortodoxa contrasta con la percepción de hombre sencillo, tolerante, afable pero exigente que tienen muchos de sus conciudadanos de la provincia de Villa Clara, en la cual pasó su infancia, su juventud y de la que fue primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) durante nueve años, un cargo que en la práctica es más importante que la del jefe de gobierno local.

Graduado como ingeniero electrónico de la Universidad de Villa Clara en 1982 realizó su servicio militar obligatorio hasta 1985. En 1987 se incorporó a la Unión de Jóvenes Comunistas y empezó a trabajar como profesor mientras viajaba a Nicaragua como parte de una delegación de apoyo al sandinismo.

En aquellos tiempos le gustaban los Beatles –estigmatizados por la revolución como representantes de la decadencia capitalista– y el teatro.

En 1994 fue designado como primer secretario del PCC en Villa Clara y rápidamente se ganó una reputación de funcionario trabajador con un estilo modesto y que los vecinos recuerdan como el primero de su rango en no mudarse a una vivienda más grande.

La casa donde vive la mamá da hasta pena, hasta se le cayó el repello. Ahí también vivía el hermano de él. Él no arregló la casa para vivir más cómodo”, comentó Fermín Roberto Tagle Suárez, de 78 años y quien solía hacer con Díaz-Canel las rondas de guardias de vigilancia, habituales entre los vecinos.

-AP

Fuente: EXCELSIOR

About The Author

Recent Tweets

Recent Videos

Loading...
#menu-fixed-sidebar-menu li a { color: inherit; display: block; width: 100%; padding: 15px 15px 15px 30px; margin-bottom: 10px; background: #555; border-left: 4px solid #888; text-transform: uppercase; } #menu-fixed-sidebar-menu li a:hover { background: #fff; color: #333; -webkit-transition: all 1s; -moz-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; transition: all 1s; } @media (max-width: 1280px){ .et-social-icons, #footer-info { float: none; text-align: center; } @media (max-width: 980px){ #main-footer { width: 100% !important; }