Necesario que se incrementen las penas corporales y que deje de ser un delito patrimonial y se considere como oficioso: Rivero Fortuna.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Los municipios de Xalapa y Emiliano Zapata se están dando muchos casos de despojo en agravio de familias, por lo que diversas organizaciones de abogados consideran pertinente incrementar las sanciones corporales y pecuniarias en contra de quien cometa este tipo de acciones.

Armando Rivero Fortuna, presidente de la Barra Veracruzana de Abogados y del Colegio de Abogados y Profesionistas, A. C., dio a conocer que el artículo 222 del Código Penal para el Estado de Veracruz establece que se impondrá prisión de 1 a 8 años y multas hasta 400 salarios mínimos.

En ese tenor, dijo que la Barra de Abogados propone que se aumente la pena de prisión por el delito de despojo de 6 a 10 años, con el fin de que estos delitos deben de ser de querella y se vuelva oficioso, y ya no permita facilidades o libertades a quien cometa este delito y la media aritmética sería de 8 años de prisión.

En entrevista, el jurisconsulto manifestó su preocupación por esta situación “porque estamos viendo muchos casos de despojo, las familias, los ciudadanos están siendo objeto de despojo de terrenos, de casas, de departamentos por personas que probablemente estén viendo esta actividad como un modus operandi o una forma ilícita de obtener predios o bienes inmuebles, o de obtener un lucro económico indebido”.

Insistió en que es necesario atender este asunto porque ya está lacerando al estado de Veracruz, de ahí la necesidad de que se establezcan sanciones más severas en contra de aquellos en que incurren en esta actividad ilícita.

“Hay abogados que sin ética profesional se están volviendo asesores de estas personas con la promesa de decirles que después van a poder vender ese terreno o esas casas y después repartirse ese dinero”, añadió.

Señaló que se tienen algunas casas en Xalapa, en la colonia Veracruz, en donde se están dando casos de despojo de lotes en Dos Ríos, municipio de Emiliano Zapata y es preocupante esta situación porque muchas veces hay personas que llegan a arrendar una casa o un terreno y no se celebra un contrato de arrendamiento, por lo que es recomendable realizar un contrato para no quedar desprotegidos en dado caso de que exista la pretensión de despojarlo de sus bienes.

Además, recomendó delimitar los terrenos, “porque esto facilita a los invasores a apoderarse de los predios y supuestamente va transcurriendo el término y pelear una posesión positiva de dicho terreno”, por lo que exhortó a quienes enfrenten este problema acudir a la Fiscalía General del Estado e interpongan su querella o denuncia para que la autoridad pueda intervenir.

Por otro lado, también recomendó a aquellos que pretendan adquirir un predio, acudan directamente con el propietario del mismo o que tengan la propiedad o si le dan una cesión de derechos, que éste cumpla con todos los requisitos legales para que pueda amparar su propiedad, en caso contrario, podrían configurarse el delito de fraude, porque ya se han dado casos de personas que son objeto de este latrocinio.

Finalmente, pidió a los diputados de la LXIV Legisladora del Congreso del Estado reformen el Código Penal, para que se aumente la atacalidad por cuanto hace al delito de despojo y deje de ser un delito patrimonial, sino que se considere como un delito oficioso y que no alcance el beneficio de libertad la personal que lo cometa.