Hay que verlos como nuestros empleados, porque quien gane sólo administrará los recursos que pertenecen a los veracruzanos: Guillermo Trujillo.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Al iniciar las campañas electorales a la gubernatura estatal y a las diputaciones locales, Guillermo Álvarez Trujillo, presidente de la Red Evangélica del Estado de Veracruz, pidió al electorado veracruzano dejar de ver a los candidatos como “nuestros mesías y empezar a verlos como nuestros empleados, y sólo administradores de lo nuestro, porque no es su riqueza la que administrarán”.

En conferencia de prensa, en representante evangélico en la entidad admitió que todos los candidatos, de todos los partidos políticos, “prometerán de todo, hasta se pasarán algunos haciendo promesas que no cumplirán, con tal de ganarse el voto y alcanzar el puesto que ambicionan”.

“A todos los gobernantes, al presidente, a los gobernadores, a los alcaldes, muchos de ellos pierden la cabeza y deben entender que son servidores público, o sea, van a estar al servicio del pueblo, son nuestros empleados, para eso se están vendiendo, para eso se están empeñando”, añadió.

Por tal motivo, exhortó al electorado veracruzano a no verlos como una esperanza, porque lamentablemente la cultura del mexicano es ver a los candidatos como un salvador, un mesías, esto debe cambiar, porque esto ha traído mucho desencanto y muchos sinvergüenzas, muchos rateros, mucho defraudaron, porque nada más buscan el cargo por el poder mismo, “pero no para servir, sino de hacer lo que se les hincha la gana”.

En ese tenor, consideró que a los candidatos que están buscando la gubernatura estatal “debemos de verlos con lupa, hay que ver su trabajo. Tenemos una candidata, mujer que está luchando por un cargo, después de estar como diputada local, hay que valorar su trabajo como tal, cuántas veces pasó a exponer al pleno, cuántas iniciativas presentó”.

Al igual que Cuitláhuac (García Jiménez), estuvo tres años de diputado (federal) y realmente se desconoce mucho de su labor. “Él sí tiene la esperanza de que la ola (de Andrés Manuel López Obrador) lo arrastre, de que la ola lo lleve a tomar un cargo, porque no ha tenido cargo alguno. Vuelvo a repetirlo es un hombre que tiene 50 años que vive con sus padres, que no tiene familia, pues sí tendríamos que estar pendientes por quién vamos a votar.

En su opinión hay dos candidatos de los mismos apellidos que sí han demostrado trabajo, dedicación, que tiene buena imagen. “Quizás a algunos la imagen de sus parientes le ayude o le perjudique, pero tenemos dos personas que tienen experiencia, que han demostrado capacidad, talento, han demostrado que pudieran ser buenos administradores del recurso de los veracruzanos”.

Esto, dijo, les da un nombramiento de Gobernador, pero el Gobernador no es más es que eso, es una persona que debe administrar el recurso del pueblo veracruzano, no debe sentirse el todopoderoso ni el salvador de Veracruz. No, el Gobernador que llegue a salir, es un servidor.

Ante este panorama, hizo un llamado a los ciudadanos a no vender su voto por despensas, por promesas que no van a cumplir, que no vendan su conciencia, que analicen su voto y que pidamos a Dios sabiduría para votar, porque en este voto se van a definir proyectos para nuestro estado, para el bienestar o el perjuicio de nuestro estado, para el progreso o retroceso de nuestro estado.

Finalmente, destacó la importancia de ejercer un voto inteligente, consciente, razonado y este domingo que inician la campaña “los que nos servirán, si es que sirven, si es que van a servir para administrar los grandes recursos de nuestro estado”.