Coatepec, Ver.- Veracruz es una entidad con un alto índice de pobreza en la infancia, debido a la falta de empleo para sus padres, las condiciones marginación de las comunidades donde viven y a los bajos salarios que recibe la mayor parte de la población, reconoció la candidata a diputada federal por el PRI en el distrito 9 con cabecera en Coatepec, Linda Rubí Martínez.

Según cifras de la sociedad civil y del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), revelan que de cada diez menores de edad al menos dos viven en condiciones de pobreza extrema, lo cual es una situación preocupante, pues al crecer llegarán a la vida adulta con carencias profundas.

Linda Rubí Martínez señaló que existen situaciones preocupantes que envuelven a la niñez veracruzana, como el hecho de que más de 330 mil niños, niñas y adolescentes no acudan a la escuela o que deban trabajar en lugar de asistir a clases.

En México, Cerca de 2.5 millones de niños, niñas y adolescentes realizan algún trabajo para poder apoyar económicamente a sus familias, sin embargo 2.2 millones se dedican a actividades no adecuadas para su desarrollo, de acuerdo con el.

Según datos de la misma institución, en Veracruz, entre 2010 y 2016 89 niños y niñas menores de 14 años fueron víctimas de asesinato, al igual que 519 adolescentes de entre 15 y 19 años.

Por ello Linda Rubí Martínez, candidata del PRI a la diputación federal por el distrito 9, con cabecera en Coatepec, consideró urgente cambiar la situación que enfrentan.

Reconoció que de esos menores de edad que trabajan en actividades no adecuadas, el 30 por ciento son niñas y el resto niños, quienes lo hacen principalmente para poder satisfacer sus necesidades y las de sus familias.

En ocasiones, estos menores lejos de atender sus estudios, deben enfrentar la carga de sobrevivir, viviendo en el riesgo constante para su integridad física, psicológica o la vida en tareas que les ponen en peligro.

“No podemos permitir que más niños y niñas vivan así, deben tener la posibilidad de tener una infancia feliz, estudiar, vivir en un ambiente sano y estimulante para que sean personas de bien en un futuro” dijo la candidata.

Insistió no sólo en atender el derecho de estudiar que tienen las y los menores de edad, gestionando becas de estudio, sino también haciendo una revisión de los programas enfocados en atender las necesidades de la población menor de 17 años.

Recordó que este es un tema que puede atenderse a través de una legislación, como la Iniciativa General de la Juventud, que propondrá ante la Cámara de Diputados de llegar a la curul.

Esta iniciativa que presentaría, dijo, atenderá las necesidades de la población joven, la que necesita un impulso para ser el motor del Estado y del País.