El católico Por Guillermo Huerta

*QUIEN SERA EL GALLO QUE CANE ESTE 1o. DE JULIO?????.

*NI los chairos quieren a J. M.
*CREEN mas en J. Lavin
*El loco Abella se quiere hacer el Bronco
*Marisol, la modelo sin discurso.

*LAS PENDEJADAS de Juan Martinez no han podido conectar chairos que le crean y le aplaudan… Cree ganar este medicucho de barrio Poblano solo porque el Moreno le levanto la mano el día que bloquearon la salida de la autopista, donde hubo “acarreados”.

En su raquítico peregrinar, no sabe decir nada, simplemente repite las pendejadas de su patrón que ni los propios morenos le creen y por cierto dicen que nada mas van a votar por Andrés Manuel y para diputado POR JUAN LAVIN porque este si trae propuesta y tiene mas cayó para dirigirse a las masas…ya fue alcalde de Cordoba, tiene mas experiencia de la problemática citadina, este si va a bajar recursos y presentar buenas iniciativas de ley que permitan otro tipo de vida, sobre  todo de Seguridad.

El nuevo bronco cordobés, el pepejano Abella no trae nada bajo el brazo, puros insultos contra damas, de viejas locas no las baja. Se te olvida pepon que el Brinco es el mochamanos por eso atrajo el reflector y tu simplemente has logrado que te vean como el
-mocha viejas-, así no se gana una legislatura y mas la federal, te falta mucho y pese a que el loco abella ya ha participado en otras jornadas…puros insultos hasta los empresarios te aborrecen.

La bella Marisol, parece que anda modelando, mas no haciendo política… Puras sonrisas de dientes pa fuera, pero sin discurso que le llegue al pueblo bronco, árido de sed de justicia de hambruna y comerciantes tristes por la falta de Seguridad, ya hasta las iglesias tienen Mello, están asustados como los empresarios y la gente hasta las manitas de tanto robo, asalto y muertos…mejor como dicen en mi pueblo Zapatero a tu zapato, la gente del distrito de Cordoba quieren una voz que en verdad los defienda y no modelos. Porque ante los hechos las mujeres que han sido insultadas por ya saben quien. Marisol no se puso el saco ni pío dijo, dejo que las ofendieran.