• La salida de EU del acuerdo nuclear con Irán eleva el riesgo de un conflicto en Oriente Medio y genera incertidumbre sobre los suministros mundiales de crudo en momentos en que el mercado ya está ajustado.

LONDRES, 9 DE MAYO, 2018.- Este miércoles los precios del petróleo han llegad a subir hasta 3.0 por ciento, alcanzando máximos de tres años y medio, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó un acuerdo nuclear con Irán y anunció el “nivel más alto” de sanciones contra el país miembro de la OPEP.

Ignorando pedidos de sus aliados, Trump anunció ayer martes el retiro de Estados Unidos de un acuerdo internacional con Irán pactado a fines de 2015, lo que eleva el riesgo de un conflicto en Oriente Medio y genera incertidumbre sobre los suministros globales de crudo en momentos en que el mercado petrolero ya está ajustado.

Los precios del crudo Brent tocaron 77.20 dólares por barril, su nivel más alto desde noviembre de 2014. A las 10:28 tiempo de Greenwich, el contrato referencial subía 1.89 dólares, o 2.53 por ciento, a 76.74 dólares por barril.

El petróleo liviano de Estados Unidos, el West Texas Intermediate, ganaba 1.77 dólares, o 2.56 por ciento, a 70.83 dólares por tonel, cerca de máximos vistos por última vez a fines de 2014.

En China, los futuros del crudo de Shanghái, que es el mayor comprador de crudo iraní, tocaron su nivel más alto en dólares desde que comenzaron a operar a fines de mayo.

Por su parte, la canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se cotizó el martes en 72.12 dólares, una baja de 33 centavos de dólar (0.46 por ciento) respecto al cierre del lunes, informó el cártel.

“Las exportaciones de petróleo de Irán a Asia y Europa casi con seguridad bajarán este año y en 2019 en la medida en que algunos países busquen alternativas para evitar problemas con Washington y mientras comienzan a entrar en vigor las sanciones”, comentó el director de la consultoría de energía Trifecta, Sukrit Vijayakar.

Irán volvió a perfilarse como un gran exportador de petróleo en 2016 después de que se levantaron las sanciones contra el país. Sus exportaciones en abril superaron los 2.6 millones de barriles por día (bpd), lo que lo convirtió en el tercer mayor exportador de crudo dentro de la OPEP.

Las estimaciones de analistas sobre una posible reducción de los suministros de crudo iraní debido a nuevas sanciones estadounidenses van de 200 mil bpd hasta un millón de bpd.

Aunque la aplicación de las sanciones no serán inmediatas, sino que aún llevará seis meses su reimplantación.

Ese plazo, consideran algunos expertos, puede dar margen para llegar a un nuevo acuerdo o bien para aplicar alguna enmienda al acuerdo anterior, alcanzado durante la presidencia de Barack Obama.

La orden de Trump bloquea cualquier nuevo acuerdo e impone un plazo de 90 a 180 días para las compañías con algún tipo de acuerdo en marcha.

En agosto o noviembre, las empresas tendrán que lidiar con las sanciones que se imponen fundamentalmente contra el Banco Central de iraní y contra el sector financiero, petrolero y aeroespacial.

Al mercado le interesa la estabilidad, algo que ahora mismo no está claro que puede llegar a corto plazo.

“Lo más complicado es determinar si este nuevo escenario ya está descontado en el precio del petróleo o si, por el contrario, éste tiene todavía potencial al alza”, apuntan hoy los analistas de Link Securities.

Además, se informó que los inventarios de crudo, gasolina y destilados en Estados Unidos cayeron más que lo esperado la semana pasada, mostraron datos del grupo privado industrial Instituto Americano del Petróleo (API).

Las existencias de petróleo bajaron en 1.9 millones de barriles en la semana terminada el cuatro de mayo a 430.7 millones, frente a las expectativas de analistas de un declive de 719 mil barriles. Los inventarios en Cushing, Oklahoma, punto de entrega del contrato en Estados Unidos, subieron 1.7 millones de barriles por día.

Fuente: EL FINANCIERO