DE TODO COMO EN BOTICA

Por Isaul Zúñiga Aguilar

*Debate presidencial sin sabor, frió, con pésimo formato

*No pudieron o no quisieron bajar al “Peje” de su pedestal.

 

SALSIPUEDES. Un debate presidencial muy frió,  sin los condimentos necesarios, si  sal, pimienta, ni picante le pusieron los candidatos , con pésimo formato al no dejarlos terminar sus cuestionamientos o replicas,  propuestas de siempre que ya aburren, no se vio  la intención de bajar de su pedestal al señor Andrés Manuel López Obrador quien ya habla como si fuera el presidente de la república, sabiendo que a sus oponentes políticos les quedo grande la silla de ser candidatos y lleva según encuestas muy buena ventaja, sin embargo será hasta el día primero de julio que se confirme si era real esta ventaja a “Ya Sabes Quien”—-más  para algunos enterados de la política   ya de hace unos meses antes de las campañas se contempló un pacto al no poner un gran candidato el partido en el poder —El PRI.—ya que Pepe Meade no fue candidato de Carlos Salinas y lo mandaron a perder.

REALIDADES. Quien debió ser más duro en sus preguntas en contra de Andrés Manuel López Obrador, debió ser Ricardo Anaya, no lo hizo, acaso le falto material para irse con todo contra AMLO, tal parecía un show político, no debate, no se dio la picardía, ni los grandes enfrentamientos bien cimentados de los contendientes, lo que hace ver que la ventaja en la incidencia de voto a favor del “Peje”, es mucha y será difícil la bajen en estos últimos 14 días de campaña.

REFLEXIONES. La figura de Pepe Meade, en su calidad de candidato de la alianza PRI, Partido Verde y el Panal, con sus arranques de ataques a él “Peje” como fue en el primer debate,  se desvaneció, tampoco se fue con todo en contra del objetivo a vencer que se supone hoy es Andrés Manuel López Obrador, tal parecía que no quería darle duro y a la cabeza a quien hasta ahora lleva la ventaja—no se entiende que paso, pero se vio un  evento que no se debería ser llamado debate, sería mejor, foro de propuestas y señalamientos.

TIRO AL BLANCO. El Bronco, tuvo ciertos destellos, al señalar que sus tres oponentes políticos estaban de acuerdo y todos ellos eran culpables de lo que estamos viviendo los mexicanos, nuevamente le pidió al “Peje”, firmara el documento para regresar los millones de pesos que se le dan para campañas y prerrogativas de su partido político, lo cual el  Peje solo se reía del Bronco,   que no sube en la intención del voto como candidato independiente—-pero se le reconoce una forma muy especial de cuestionar a sus oponentes políticos. Ojala se pongan mejores formatos en los debates, más tiempo para replica y contra replica. Vimos un debate, donde no se logró el cometido ver de que están hechos los candidatos, no se logró tener un real Debate, no llego ni a pleito de comadres, esos si le ponen sal y pimienta, así como algo picosito.

ignacioisaul@hotmail.com