Acusan que no cuenta con los permisos de uso de suelos ni licencia de construcción.

Con la remoción de tierra tiraron 300 árboles y están tapando el arroyo que cruza por la zona.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Vecinos de las colonias Moctezuma y Santa Rosa de la Reserva Territorial, se manifiestan en contra de la construcción de una gasolinera que se edifica en la Avenida Arco Sur, frente a conocida agencia automotriz, por considerar que la adjudicación del predio, de unos 4 mil metros, fue adjudicado de manera irregular.

Heleno Hernández Hernández, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Marcando el paso por los que menos tienen, Asociación Civil, dio a conocer que existe la presunción de irregularidades en el otorgamiento de los permisos de cambio de usos de suelo y de la licencia de construcción otorgadas por la administración municipal anterior, que encabezó Américo Zúñiga Martínez, pues éstos se dieron en los dos últimos meses denla gestión municipal.

“Los terrenos estaban destinados para la construcción de vivienda popular a familias de escasos recursos, mismos que suman un total de 22 hectáreas que comprenden desde donde se ubican las instalaciones del Instituto de Pensiones del Estado hasta el Instituto Tecnológico y que ahora se está dando otro uso, al destinarse para uso comercial y empresarial los mismos.

Lo grave del asunto, indicó el dirigente, es que el predio en cuestión se le adjudicó a familiares del diputado federal Edgar Spinoso Carrera y el empresario Andrés Beceiro López, éste último acusado de estar presuntamente inmiscuido en la ventas medicamentos clonados al gobierno estatal de Javier Duarte, sin que se haya cubierto un solo peso por los mismos, cuando hay cientos de familias que están demandando un lote para edificar su vivienda.

Expresaron su preocupación porque al edificar estas negociaciones están tapando el arroyo que cruza por la zona, lo cual puede provocar en el futuro inundaciones al ni poder canalizarse las aguas pluviales por su cauce original.

“Tenemos aquí adelante a la colonia Santa Rosa, misma que se inunda las viviendas en su totalidad”, añadió.

Ante las irregularidades descritas, los vecinos pidieron la intervención del gobierno estatal, porque acudieron ante las instancias municipales correspondientes, quienes se declararon incompetentes para atender el problema, pues indicaron que todo estaba en orden.

Cabe señalar que para llevar a cabo la construcción de dicha gasolinera, fueron derribados alrededor de 309 árboles y a pesar de que se denunció de manera oportuna, ninguna autoridad ambiental intervino.