Esto se hará una vez que se tenga el diagnóstico.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Aún cuando se queden sin estructura y militantes, Américo Zúñiga Martínez, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), advirtió que aquellos que traicionaron a este instituto político para sumarse a otras fuerzas políticas “habrán de ser sancionados y expulsados de nuestras filas”.

En conferencia de prensa expresó que será la Comisión Nacional de Justicia y Ética Partidaria la encargada de iniciar los procedimientos respectivos en contra de aquellos militantes que defraudaron al partido.

Señaló que quien se fue por hacerle un daño al tricolor, aquellas dirigencias que nos traicionaron y aquellos militantes que con su acción o su omisión, quisieron ver al PRI derrotado y no lograron, tendrán que irse de las filas priistas, y reconocer a aquellos que sí trabajaron, sí se la rifaron, a quien sí dio la cara, pese al escenario adverso en el que se encontraban.

Expresó que hay quienes piensan que la responsabilidad de la expulsión o la permanencia de los derechos como militantes es una prerrogativa de la presidencia del Comité Directivo Estatal, cuando el partido tiene instituciones a su vez, reglas e instancias, como es el caso del Comité de Justicia y de Ética Partidaria, la que en su oportunidad determine lo conducente.

Esto lo hará, dijo, una vez que se haga el diagnóstico al interior del tricolor, ahí se darán todos y cada uno de los pasos a seguir y se determinará con la intervención de todos los priistas que es lo que se espera para el futuro de nuestro partido.

Insistió que se equivocan aquellos que piensan que esto fue una cuestión local o estatal, esto fue una circunstancia a nivel nacional, en donde, incluso, estados de la República, gobernados por el PRI tuvieron una debacle igual o peor a lo que sucedió en Veracruz, sin dejar de reconocer que también asumimos parte de la responsabilidad que nos toca y que no se piense que vengo a lavarme las manos y asumo mi responsabilidad, añadió.

Insistió en que hubo quien actuó por acción y por omisión en contra del PRI, el cual en la actualidad está pasando por una severa crisis, pero sería equivocado premiar a aquellas personas que realmente traicionaron nuestras filas.

El plazo que se tendrá para hacer esta depuración, lo marcará el diagnóstico y la comisión, y se tendrá que trabajar con quienes queden, “así sea un puñado de personas, tenemos que reconocer que más de 500 mil personas dieron la confianza al PRI para permanecer en el escenario político de Veracruz y a nivel nacional”.

Finalmente, dio a conocer que a pesar de la pretensión de desmantelar al PRI no lo lograron, ahora tenemos que trabajar para reconstruir, tenemos que reencauzar banderas, tenemos que retomar causas y tenemos que ir por la tan anhelada justicia social, con el nuevo escenario que nos impone México.

“Este partido será una oposición responsable e inteligente y habremos de señalar lo que esté mal y habremos de contribuir para la paz social de México, para su desarrollo y para retomar lo que sea necesario, porque hay PRI para mucho tiempo”, concluyó.