Gobierno de Cuitláhuac García debe establecer una estrategia de atención al sector rural para lograr su reactivación económica: Luis Gómez

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., Es imprescindible que una vez que asuma su mandato constitucional como gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, establezca una agenda social y productiva para el campo veracruzano, consideró Luis Gómez Garay, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional de la Unión General Obrero Campesina y Popular (UGOCP).

En entrevista, el dirigente campesino señaló también la urgencia de generar cambios sustanciales en la estrategia de atención al agro estatal para lograr la reactivación económica y con ello el mejoramiento de las condiciones de vida de los hombres y mujeres del campo.

Destacó la importancia que debe tener el campo veracruzano para la próxima administración estatal que iniciará sus funciones a partir del 1 de diciembre próximo, el cual deberá ser plasmado en el Plan de Desarrollo Veracruzano 2018-2024, dando cabida a la participación de todos los veracruzanos en su elaboración, particularmente de la sociedad rural en la formulación de la política pública para el desarrollo del campo estatal.

Expresó que el rezago social y estancamiento productivo que se ha padecido por décadas solo puede revertirse mediante la construcción de una agenda sectorial que aborde aspectos como desarrollo social y combate a la pobreza, mejoramiento de la productividad en las ramas productivas, el reordenamiento de los servicios básicos de apoyo a la producción.

Además, el fortalecimiento de la infraestructura de integración de valor a la producción agropecuaria, la reordenación de los mercados agropecuarios, mediante una revisión puntal de las Normas Oficiales que actualmente favorecen más a los importadores que a los productores nacionales, entre otros rubros que fueron presentados por las organizaciones campesinas al hoy Gobernador electo.

Finalmente, mencionó el dirigente nacional ugocepista que la pobreza en el campo solo puede ser combatida de fondo mediante el impulso de las actividades productivas, la integración de valor a la producción y el reordenamiento de la producción con el mercado interno.