• A niveles inéditos descendió la inversión pública estatal con el gobierno del “cambio”

Por Alejandro Soto Domínguez  |

Los expertos concluyen: la obra pública está fuertemente relacionada con el crecimiento económico y empleo. De acuerdo con INEGI en Veracruz cada vez los egresos de la Inversión Pública (IP) estatal disminuyen en montos reales, en consecuencia su participación porcentual desciende respecto al Total de Egresos Brutos (TEB): Con el gobernador Chirinos inicia su gobierno con una participación de la IP estatal respecto TEB del 19.6%, para descender a un 6.9%.  Con Miguel Alemán, las cosas no fueron diferentes, incremento los ingresos, pero los canalizó a gasto corriente, mismo que se manifestó en colonias de la CDMX, cayendo la participación a niveles inconcebibles de 2.6%. Fidel Herrera inició con fuertes bríos, puentes, carreteras y demás, con la salvedad que fueron de mala calidad y sin techo financiero, muchas se quedaron a medias, dejando las cosas con un malo 3.7%. Duarte tuvo lo suerte de administrar los recursos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, con ello repunta la industria de la construcción, para después bajar estrepitosamente su actividad, cerrando su desastrosa y loca administración con 3.0%.

 Pues bien, con la experiencia del bajo crecimiento económico y del empleo de las administraciones pasadas por su política de contención a la IP estatal y sus nefastos resultados en el crecimiento descomunal de la pobreza, el actual gobierno estatal del “cambio” hizo exactamente lo mismo que sus antecesores. Incremento fuertemente el gasto total ascendiendo a 145 mil millones de pesos (MDP), este monto representa un 42.4% más respecto al Gasto Bruto total de Duarte del año 2016 (102 mil MDP). Este presupuesto se financio principalmente con la ayuda de Peña Nieto al aumentar los montos de las Participaciones y Aportaciones y con financiamiento público (29 mil MDP).

Con este robusto presupuesto, la IP estatal 2017, fue de 1,216 MDP, menos 1,809 MDP de la IP estatal 2016. Con esta breve historia, fue como llegamos al porcentaje de participación de la Inversión Pública estatal de menos del uno por ciento (0.8%) ante el Total de Egresos Brutos. Las consecuencias de esta equivocada administración pública fue el negativo crecimiento económico de Veracruz (menos 3.2%) y el aumento de la pobreza laboral 2017, a niveles más altos que Duarte. Conclusión, el gasto corriente no incentiva el crecimiento económico, ni aumenta la productividad y competitividad para atraer más inversiones del orden privado. Los descomunales aumentos en el gasto de despensas y trasferencias en efectivo no fueron suficientes para calmar la irritación social.

Fuente:  

Página: www.analista.mx, Reporte/13 Xalapa, Ver., 29 de agosto de 2018. Dir. Alejandro Soto Domínguez. Egresos en Inversión Pública (IP). Fuente: Estadística de Finanzas Públicas Estatales y Municipales 2017, INEGI, cifras preliminares.