PRACTICAMENTE DESCENDIDO

Por Noé Flores Cortés

13 de enero, 2018  |

Algunos le piden permiso a la madre tierra, pero en los alrededores del “Pirata Fuente”, ni el ritual previo al partido sirvió, porque al final de los 90 minutos, los Tiburones Rojos del Veracruz cayeron ante los Lobos BUAP y prácticamente están descendidos, si su directiva no paga los 120 millones de pesos para poder permanecer en el máximo circuito.
El ritual es con todo el amor, todas las ganas, todo el entusiasmo, pero en la cancha sucede otra cosa; si bien es cierto los escualos de Siboldi lucen ordenados en la cancha y tocan bien en su terreno, al frente están chatos, no tienen llegada (aunque ellos digan lo contrario), y las pocas opciones que se generan las desperdician.
Al final del juego Paganoni fue el único que dijo sentirse “de la fregada” por la derrota, el resto coincidió en señalar que “la diferencia fue que nosotros no concretamos y ellos, (Lobos), tuvieron una y la metieron, pero vamos a revertir y lo importante no es como inicia, sino, como termina”.
La verdad es otra y el sentir de los aficionados también muy diferente; los Tiburones prácticamente están descendidos, pues su rival directo es Lobos y éstos les ganaron en el mismo “Pirata Fuente”, los poblanos necesitan sumar 9 puntos para asegurar su permanencia y los escualos están en la lona, así que tienen que juntar los $120 millones de pesos para no jugar la próxima campaña en la liga de ascenso.
Yo no vi tantas llegadas de Veracruz a la meta contraria y no concretar; ciertamente tampoco los Lobos fabricaron muchas opciones, pero metieron una y luego defendieron el gol para llevarse con justicia los tres puntos.
Claro, habrá que apoyar al Tiburón, esperamos que se la rajen en el terreno de juego, que luchen, que se esfuercen, que se “maten” en la cancha, que desquiten lo que ganan y si se dan un tiro con el rival que tengan enfrente y pierden, la gente lo entenderá, pero si siguen siendo medrosos los aficionados se los recriminarán como sucedió la noche del viernes en el “Pirata” donde hubo poco más de diez mil aficionados y en los próximos juegos no creo que la asistencia mejore, sino todo lo contrario.
Ojalá podamos estar presentes en todos los juegos del Veracruz en el “Pirata Fuente”, pero son cuando menos $450 pesos de gasolina (si no escasea), más las casetas, una de $106 y otra de $100, es decir $412 pesos, además de un refresco y una torta, pues si me voy a comer a algún restaurante y me quedo a dormir en Veracruz para regresar a Córdoba el sábado, los gastos se disparan y no creo que la economía de www.nuevosol.com.mx en este momento que estamos iniciando lo pueda aguantar, pero de cualquier forma, seguiremos de cerca el accionar del equipo, pues queremos tener primera división en el estado.

Síganos en www.nuevosol.com.mx