• •No a las imposiciones, sí reconocimiento al esfuerzo, señala el presidente del Instituto de Formación Política, “Jesús Reyes Heroles”.
  • •No queremos rebaños que van y vienen según la presión y las circunstancias; queremos convencidos, no forzados, expresa.

Xalapa, Ver., 11 de febrero de 2019.- La madurez llega como conjugación de triunfos y derrotas. No sólo el éxito enseña. Una derrota bien aprovechada es una lección cuya enseñanza constructiva perdurará siempre. No venimos a predicar quietud sino trabajo, así lo expresó Enrique Mendoza Ruiz, presidente del Instituto de Formación Política “Jesús Reyes Heroles”.

Al presidir la ceremonia cívica de honores a la bandera en la explanada del CDE del PRI de Veracruz, dijo que “para cumplir nuestras tareas, nos podrá faltar todo, menos esperanza. Nada habrá de detenemos. No hay excusa que valga. El partido llama a sus miembros a la lucha y todos deben acudir a su puesto de combate. ¡Larga vida, a la militancia combativa!”, aseveró.

Dijo que en el PRI, las puertas abiertas, las discusiones en voz alta, los diálogos constantes, deben ser el día a día; no debe admitirse la jerarquía a base imposición, sino reconocer el esfuerzo, y que exista un respeto a la militancia, indicó.

“Un hombre que lucha en el partido y de pronto se le arrebata lo que ha conquistado, para entregárselo a un intruso, jamás volverá a creer en nosotros; y nuestra juventud, la juventud priista, tendría ante sí una imagen falsa de una realidad perversa, que nos hace daño. Insisto: sin militancia no hay partido”, dijo durante su mensaje en el acto de honores a la bandera”.

“Yo aspiro, desde este espacio, a formar una militancia espontánea, inteligente y razonada. No queremos rebaños que van y vienen según la presión y las circunstancias; queremos convencidos, no forzados. Buscar a quienes van a un acto del partido porque quieran ir, no porque los lleven; sino porque saben a qué van, porque nuestra razón la han hecho suya, porque nuestra mística las ha sacudido”, dijo.

Y resaltó que “en la medida en que nos empeñemos en sostener como candidatos a las personas que, ni aman, ni sienten, ni comprenden al PRI, la culpa de las futuras equivocaciones será nuestra y no de aquellos que nunca se han identificado con nuestras causas”.

Consideró que es conveniente que en cada rincón de Veracruz, por modesto que sea, los militantes se reúnan de manera semanal para medir impresiones y fomentar el ingreso de nuevos miembros, examinar los errores y rendir un informe a los órganos adecuados del partido, para que se mejore la conducta de los militantes y se atiendan los problemas de esa colectividad.

Estuvieron presentes en la ceremonia Ernestina Hernández Barrales, secretaria de Cultura del CDE; Zaida Lladó, presidenta de la Fundación Colosio; Yolanda Lagunes, presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas en Veracruz; integrantes del CDE, militantes y simpatizantes.