Los Políticos   |  Salvador Muñoz   |  25 de febrero, 2019  |

Quizás no lo perciban ellos mismos, pero el silencio del Gobierno del Estado, en cualquiera de sus dos figuras principales, en torno a lo acontecido en Soledad Atzompa, por decir lo más relevante del pasado fin de semana, lleva más señales que mensajes…

Hay una señal de que tanto Cuitláhuac García como Eric Cisneros, no entienden qué ocurre cuando el “Pueblo Sabio” decide “hacer justicia” por propia mano…

Hay otra señal de que tanto a Cuitláhuac García como a Eric Cisneros, les podría valer gorro que un municipio acabe con la vida de seis personas cuando pasados dos días del acontecimiento, “en lo oscurito”, uno decide acudir a ver qué pasó… eso sí, respaldado por 20 unidades de Fuerza Civil, Ayudantía y SSP…

Hay una señal más de que a lo mejor tanta seguridad de Cuitláhuac García es porque quedó espantado con Chinameca y más vale prevenir en Soledad Atzompa… prevenir…

Hay una señal de que la pasividad, inacción, mutis tanto de Cuitláhuac García como de Eric Cisneros, se refleja en el resto de su gabinete, lo que lo hace ocioso al grado de ser sólo un adorno, una carga…

Las señales son varias… y preocupantes…

No se logra entender que mientras Veracruz se posiciona en los primeros lugares de feminicidios y secuestros; mientras la inseguridad permea en todo el estado; mientras Cuitláhuac García Jiménez vive su “Sabadaba” eterno y maravilloso, el segundo de a bordo, se pasee en lancha por el Mar de Cortés hermanando La Paz con Alvarado cuando lo que debiera hacer, es estar, ya no en Soledad Atzompa, sino en la entidad, intentando de una vez por todas, hacer el papel que le corresponde, pero es claro que prefiere ser director de parques y jardines, supervisor de obras, levanta-muertos y hoy, pilmama del alcalde de Alvarado, Bogar Ruiz Rosas… ¿qué tiene que hacer el señor Cisneros Burgos en un asunto que es netamente del ámbito municipal como lo es el hermanamiento de La Paz con Alvarado? No lo entiendo…

Las señales de ambos personajes son para preocupar… todo lo comentado líneas anteriores llevan a pensar en un vacío… se tiene el poder, pero no se entiende; se tiene el poder, pero no se ocupa; se tiene el poder, pero pareciera que es sólo para hacer curriculum… no más.

Lo peor, el papel de Cuitláhuac en estos 86 días de Gobierno hace recordar al personaje de “El Señor de los Anillos”, Gollum y su “Precioso”… no quería “su tesoro” tanto por tener poder, por vida eterna, por la magia… sólo quería tenerlo, igual que Cuitláhuac, igual que Morena… querer el poder entendido éste como el Gobierno, sólo por tenerlo pero sin tener un plan, un proyecto, un sentido, con una tremenda paradoja: tener poder con vacío de poder.

Sí, son hasta el domingo, 86 días al frente de un Gobierno que puede que esté pintado de buenas intenciones, de buenos deseos, y lo mejor, de personas honorables y honradas, pero las señales que han dado en este lapso de mandato, no ayudan, no animan, no reflejan lo que tanto vendieron en su campaña… el discurso de odio ya no tiene sentido ni tiene demanda en el mercado; ahora lo que la gente quiere son resultados y en las situaciones más básicas que un ciudadano común pretende: seguridad para él y su familia; empleo para él y su familia; y buenos ingresos para él y su familia… ¡es cierto! ganar bien a veces no depende del Gobierno, pero sí los dos primeros y muchas veces con ello nos conformamos, porque hasta eso, no somos una sociedad exigente… por eso tenemos al alcalde que tenemos, al gobernador que tenemos, a los diputados que tenemos… con sus señales erróneas y con un solo mensaje: no saben gobernar.

smcainito@gmail.com