OPINIÓN  |  [Columna Bitácora Política] Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez
  • Se cumplen los primeros tres meses de la administración estatal
  • No habrá evaluación pública de los logros y retos enfrentados
  • Contraloría General investiga ya los posibles casos de nepotismo
Este domingo 10 de marzo, se cumplen los primeros 100 días de la administración federal y en particular en el estado de Veracruz, por lo que resulta necesario hacer una evaluación de lo ofrecido y de lo logrados en lo que se conoce como el arranque del gobierno.
A nivel federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador ya ha anunciado en su conferencia mañanera -que por cierto, debiera ser transmitida acá en el terruño veracruzano por RTV radio o televisión- que el próximo lunes habrá de presentar una evaluación de su administración.
Hasta el momento de redactar esta columna Bitácora Política no se ha dado a conocer, al menos oficialmente, que al igual que lo prometido por el presidente de la república, también aquí se vaya a hacer un ejercicio de valoración y darlo a conocer a través de los medios masivos de comunicación.
Lo único que se ha comentado, es la entrevista con periodistas veracruzanos, que le hicieron al gobernador Cuitláhuac García Jiménez en la que comentó que se estaba evaluando la actuación de los distintos colaboradores en las secretaría y despachos de su gabinete, pero de manera genérica afirmó que todo estaba bien y que no se ha pensado aún en hacer cambios.
Ello pese a los escándalos que se dieron esta semana en las redes sociales, cuando se dieron a conocer datos de que tanto en la Secretaría del Trabajo como en Salud -por mencionar solo dos- se habían detectados varios casos de nepotismo, es decir que estaban en la nómina del estado familiares de los respectivos titulares.
Sobre este tema en particular, los reporteros que cubren la fuente del Congreso del Estado entrevistaron a la Contralora General del estado Leslie Mónica Garibo Puga a su llegada al palacio legislativo para asistir a la entrega del Premio Estatal a la Mujer del Año, a Norma Romero Vázquez, coordinadora del grupo de voluntarias de auxilio a los migrantes denominado “Las Patronas”, informó que ya existe una investigación de las nóminas de esas dependencias para determinar si existe alguna irregularidad que deba ser sancionada.
Pero volviendo al tema de los primeros 100 días del gobierno estatal, conviene recordar el mensaje que pronunció para todos los veracruzanos el gobernador Cuitláhuac García Jimenez unos minutos después de haber rendido protesta en el discurso en la plaza Lerdo el 1 de diciembre del 2018.
En esa ocasión el gobernador Cuitláhuac García dijo:
“Comparto con miles de veracruzanos el compromiso de un mejor futuro. Un nuevo panorama para personas honestas que todos los días trabajan y dan lo mejor de sí; jefas y jefes de familia, estudiantes, maestros, trabajadores, campesinos, empresarios, ambientalistas, emprendedores, artistas, artesanos y todo aquel que día a día, construye en su alrededor un mejor lugar.”
En el caminar por este estado, después de haber recorrido los 212 municipios veracruzanos, vimos hambre, pobreza, desigualdad, corrupción y falta de oportunidades, las vi como espinas que lastiman la mano del trabajador humilde del campo, como la enfermedad terminal que acaba y desintegra a miles de familias de las zonas rurales.
Nos toca enfrentar un reto del tamaño de una crisis humanitaria, así de grande es la tarea y así también debe ser la unión de fuerzas y la suma de voluntades para acabar con ella.
Por ello pido a todos los sectores sociales y productivos del estado, a organizaciones, asociaciones, universidades, gobiernos municipales y fuerzas políticas, a trabajar coordinados; con un alto sentido de emergencia y amor por Veracruz, a que transformemos la realidad de pobreza y violencia en el estado en una de paz, tranquilidad y bienestar para todos.
“Actuemos con apego a un plan que involucre a todos y pone en la primera línea de atención a quienes más lo necesitan, para lograrlo, ni yo ni quienes me acompañen en el servicio público escatimaremos esfuerzo alguno.
En los próximos días detallaremos un Plan de Gobierno Estatal que estará alineado a los propósitos fijados por la Organización de las Naciones Unidas para que “nadie se quede atrás”; la Agenda 2030 garantiza la atención de los temas que más importan a las personas.
Reconstruiremos al gobierno, lo haremos ordenado y eficiente, austero y honesto. Se trata de recuperar la confianza en nuestras instituciones y la envestidura que hoy me honra.
El primer paso es eliminar gastos innecesarios y privilegios de los servidores públicos.
Y como el buen juez por su casa empieza, la primera acción que ejecutaremos, será reducir el salario del Gobernador y el de los secretarios que integran el gabinete.
No más gobierno rico y pueblo pobre, adiós al pago de gastos de servidores públicos en telefonía celular; seguros y gastos médicos mayores; seguros de retiro; contratación excesiva de asesores; gastos de la familia del Gobernador; seguridad personal; renta de casas; compras de vehículos a costa del dinero de todos.
Servir como gobernador del estado es una gran responsabilidad que asumo con capacidad y acompañado de un equipo de colaboradores que sobre todo los distingue la honestidad y su compromiso con el pueblo.
Haremos un gobierno eficiente y empático que le sirva a la gente, que atienda con entrega las necesidades prioritarias de las familias.
Quiero anunciarles que por fin vamos a hacer realidad el principio constitucional que otorga el derecho a la salud a todos. Vamos a garantizar al abasto de medicamentos y la atención medica en todas las instituciones de salud, así como incluir la medicina tradicional como parte del sistema de salubridad del estado.
Hay muchas cosas que podemos aprender de los pueblos originarios y las pondremos en práctica.
La prensa tendrá total libertad. A los periodistas no voy a presionarlos ni tirarles línea. No habrá “chayote” y me comprometo que ante una crítica no solicitaré el derecho de réplica, con hechos haremos valer la verdad y rectificaremos cuando la crítica constructiva nos haga sus observaciones ante nuestros errores.
Así las cosas, en los primeros 100 días de la administración estatal Morenista.