• El día de hoy, nos enteramos que el presidente municipal Hipólito Rodríguez Herrero,  tomó la decisión personal de utilizar la fuerza pública para abrir el relleno sanitario.

A LA OPINIÓN PÚBLICA  Y  A LOS MEDIOS DE  COMUNICACIÓN:

El día de hoy, nos enteramos que el presidente municipal Hipólito Rodríguez Herrero,  tomó la decisión personal de utilizar la fuerza pública para abrir el relleno sanitario.

Evidentemente que a mi juicio en un gobierno democrático se debe privilegiar el diálogo antes de hacer uso de la fuerza pública.

En este caso, el uso de la fuerza pública NO fue un acuerdo de Cabildo.

Porque a quince meses del Ejercicio del Gobierno Municipal, Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, no ha entendido que es el responsable de dirigir el Gobierno y la administración pública de nuestra ciudad, pero deben tomarse decisiones colegiadas consultando y escuchando a los ediles en general.

Sus reiterados arrebatos y falto de desiciones correctas ha generado que en algunas circunstancias NO se ha podido depositar 350 toneladas de desechos que se recolectan diariamente, y este hecho podría mantenerse, de manera innecesaria.

El día de ayer la empresa “Veolia” (antes PROACTIVA) realizó el cierre del relleno sanitario,  argumentando que es  por la falta de pago de 30 millones de pesos que no le ha cubierto el Ayuntamiento de Xalapa por instrucciones del presidente municipal.

Sin embargo, el presidente municipal ordenó la apertura del relleno sanitario con el uso de la fuerza pública.

Y en tal caso, se debe explicar públicamente que el Cabildo en su conjunto,  nunca ha tomado la decisión de NO pagarle a la empresa, quien finalmente estaba cumpliendo con su responsabilidad (independientemente de las posibles  irregularidades  ambientales, técnicas  y administrativas  señaladas).

Los asesores “brillantes” del presidente, efectivamente han procedido ante los Tribunales por dichas faltas técnicas y ambientales en contra de la empresa VEOLIA; sin embargo:

No han considerado que el Gobierno Municipal no tiene alternativa para el depósito de las 350 toneladas que se recogen diariamente en nuestra ciudad.

Y finalmente quienes pagarán por los arrebatos y sin sentido del presidente, es la población en general.

Ojalá y recapacite el presidente municipal y sus “brillantes” asesores, porque al margen de que la demanda prosiga en contra de la empresa citada, no se puede   exponer y provocar a una crisis en materia de recolección y depósito final de los residuos sólidos a nuestra ciudad, a pesar de que se haga uso de la fuerza publica.

El problema sobre la recolección de la basura y el depósito final se debe atender y resolver de fondo con sensatez y profesionalismo.

Debe reflexionar y corregir el presidente, porque el 5 de abril del 2018, “extinguió” el contrato con la empresa, pero finalmente tuvo que rectificar porque nunca ha tenido un “plan B”, y, simplemente ha hecho declaraciones que no corresponden a la verdad.

Inclusive, la ciudadanía Xalapeña debe saber  que el Gobierno de Xalapa, cuenta con los recursos públicos suficientes para cubrir la deuda con  la empresa que reclama la falta de pago, aunque el juicio enderezado en su contra prosiga.

Porque en los 15 meses del gobierno xalapeño, sólo en materia de impuesto predial y limpia pública, se obtuvieron los  siguientes ingresos:

IMPUESTO PREDIAL

125 millones 923 mil 520 pesos, 36 centavos.

LIMPIA PÚBLICA

48 millones 639 mil 400 pesos, 66 centavos.

Lo cual implica que el presidente municipal, no debe exponer a la población innecesariamente por falta de pago a la empresa reclamante, porque la población en general ha cumplido puntualmente con el pago del impuesto predial y lo relativo al pago por la limpia pública.

El presidente debe corregir el rumbo y procurar tomar desiciones sensatas y evitar problemas a la ciudad. Porque aún cuando se haga uso de la fuerza pública, el problema subsiste.

De lo contrario,  la ciudadanía podría preguntar ¿en que se gasta el recurso público de los xalapeños Hipólito?

*Luiza  Bernal*
*Regidora XII*