OPINIÓN  |  BARRA LIBRE – Alfredo Quezada Hernández  |  11  DE ABRIL, 2019   |

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA

El día de ayer el Tribunal Superior de Justicia, puso en marcha el “Plan de impartición de justicia para las personas, comunidades y pueblos indígenas”, que busca dotar de mecanismos que salvaguarden los derechos humanos y satisfagan su pleno acceso a la justicia que imparte el Estado.

Es válido recordar  que el estado de Veracruz cuenta con 13 pueblos originarios con registro oficial, lo que lo convierte en la tercera entidad, a nivel nacional, en concentrar población indígena, por lo que es importante el inicio de esta nueva etapa en cuanto a los derechos de los pueblos originarios, siendo este un plan diseñado cuyo objetivo es garantizar el  derecho que tienen los indígenas de acceder plenamente a la justicia que imparte el Estado, tal como lo establece  el artículo segundo de la Constitución Política Federal.

Tomando como base el Plan Veracruzano de Desarrollo 2018-2024 implementado por el Gobernador del Estado, el Poder Judicial ha decidido atender la demanda de la justicia indígena y con ello desde su frente de acción aportar lo necesario para que las políticas públicas que buscan la paz, la igualdad y la justicia de los estratos más débiles de nuestra sociedad, se cumplan.

El Magistrado Presidente Edel Álvarez Peña, esta cierto que la reivindicación que se le debe a los  pueblos originarios es una deuda histórica, misma que quienes hoy forman parte del servicio público deben  cumplir desde los distintos frentes de acción; porque en un estado de derecho democrático no basta con hacer un reconocimiento formal a la naturaleza pluricultural de nuestra sociedad sino que es preciso protegerla, cultivarla, respetarla y preservarla.

No se trata de una declaración de buena voluntad por parte del Poder Judicial sino un compromiso y herramienta de trabajo para la impartición de justicia.

Buen trabajo el que lleva a cabo esta instancia encargada de impartir justicia.

GUARDIA NACIONAL – COATEPEC.

Mucho habrá de venir a ayudar la instalación, en este municipio, del cuartel de la Guardia Nacional.

Ya se trabaja en la búsqueda del terreno, ya se lleva un buen tramo avanzado por lo que en cuestión de unas semanas ya deberá estar listo el inmueble donde se habrá de edificar tan importante oficina.

Recordemos que esté ser uno de los 11 que se tendrán en el estado.

En dichas instalaciones darna cabida a 250 elementos de seguridad para todo el municipio, más los ya existentes.

Con la llegada de este cuerpo de seguridad es de esperarse que la tierra de María Enriqueta, recobre esa tranquilidad que hasta hace unos años se respiraba, la población extraña ese caminar tranquilo, los vecinos anhelan esas tardes instalados al pie de sus ventanas sin mayor incertidumbre, saludando a quienes pasaban por su acera.

Lo más lamentable es que ya tiene varios años que Coatepec dejo de ser aquel lugar sereno, despejado y deleitable. Ahora la misma población camina con miedo por sus turbadas calles, los barrios ya no son lo que eran y ni que pensar en caminar por las noches alrededor del parque.

La comarca que mal gobierna Luis Enrique Fernández Peredo, dejó de ser Pueblo Mágico, para pasar a ser Pueblo Trágico.

Desafortunadamente para la actual comuna la seguridad y el turismo han dejado de ser temas elementales y le han dado preferencia a los pleitos hormonales.

Lástima.

TRISTE REALIDAD.

Ya lo dijo el ganador de la Medalla Adolfo Ruiz Cortines, Juan Hernández Ramírez, más de medio millar de indígenas veracruzanos se encuentran recluidos en Centros de Reinserción Social del Estado, por delitos mal clasificados, falta de intérpretes para presentar su declaración o por no tener dinero para subsanar los daños.

Entre las contravenciones que más destaca la violación, seguido del robo y el despojo.

Desgraciadamente cuando un indígena es detenido, se le da menor valor y no accede con celeridad a la justicia.

Tal parece que el ser indígena es un estigma, porque se etiqueta a las personas, se les describe con menor valor.

Otro de los grandes problemas que padece este sector es el idioma, seguido de le escases de dinero.

Los municipios que despuntan con mayor número de detenciones son  Acayucan Papantla y  Chicontepec.

Lo más lamentable es que se sabe de ciudadanos que ya cumplieron su condena, pero continúan cautivos al no contar con los recursos para el resarcimiento del daño.
R. AHUED BARDAHUIL.

La congruencia es lo suyo.

La seriedad lo distingue.

Su trabajo no tiene desperdicio.

Por eso no es producto de la casualidad que el día de ayer el representante popular  veracruzano Ricardo Ahued haya obtenido el apoyo unánime de las distintas  bancadas que conforman el Senado de la República a la iniciativa presentada y en la que planteó que sean deducibles de cargas fiscales las adquisiciones de medicamentos de aquellas personas que padecen  males crónicos y en específico aquellos que son de escasos ingresos.

Bien por el parlamentario.

Un legislador congruente, de eso no cabe la menor duda.