OPINIÓN  |  Raul Humberto Bustos  |   12 de mayo, 2019   |

DR. ALBERTO BUSTOS B

Hoy cumpliría 77 años de edad mi Padre el Dr. Alberto Bustos Bertheau que como muchos de ustedes saben fue un gran e incansable promotor del beisbol en el Estado de Puebla, principalmente del beisbol infantil y juvenil.

Todo lo que mi Padre de manera desinteresada aporto al beisbol poblano y por consiguiente a la niñez y juventud durante 25 años ininterrumpidos lo pudo lograr gracias al inmenso e incondicional apoyo de mi Madre la Dra. Coquis.

En primer lugar, ella como Mamá de 3 niños beisbolistas hacia todo lo que hace cualquier Mamá beisbolista de cualquier época; que los entrenamientos, que los juegos, lavar los uniformes, pelear que si no has hecho la tarea no vas al beisbol, etc.

En segundo lugar como cualquier Mamá beisbolista de aquella época tenía que trabajar para el beneficio colectivo y por consiguiente el beneficio de nosotros sus hijos; siempre participaba en lo que la Liga Infantil y Juvenil Ignacio Zaragoza A.C. organizaba para recaudar fondos, aquella entrañable Liga infantil de Puebla que se fue y nunca volverá; vendía alimentos en las famosas tienditas que le tocaban cada semana a los diferentes equipos de la Liga, vendía boletos de las rifas, cada año vendía boletos de la tradicional “cena baile”,  en las Kermeses siempre atendía algún puesto o atracción, recibía en la casa a niños de otros lugares que asistían a Puebla para participar en los diferentes torneos.

Pero ahí no paraba todo por ser parte del Comité de Damas o simplemente por ser la esposa del Dr. Bustos recaudaba fondos en actividades como bazares o con la iniciativa privada, además cada que había un torneo amistoso o un campeonato oficial en Puebla tenía que trabajar de manera voluntaria principalmente en la cafetería para obtener recursos y poder sufragar los gastos de dichos torneos.

Como mi Padre tuvo tantos puestos directivos a nivel local, regional y Nacional lo tenía que acompañar a eventos dentro y fuera de Puebla, ya que así se estilaba en la época, eventos tales como “tomas de Protesta”, congresos, premiaciones, etc.

Por si lo anterior fuera poco mi Madre era la que cubría en el trabajo a mi Padre cuando el béisbol le demandaba mucho tiempo, ya sea por andar haciendo tramites, gestiones, pidiendo apoyos, tocando puertas, cuando viajaba a los Campeonatos Nacionales o la Olimpiada Juvenil como Manager o jefe de Delegación, cuando asistía a los Congresos sobre todo en los últimos años cuando tuvo los cargos de Presidente de la Asociación Poblana de Béisbol, Vicepresidente de Región y Consejero Nacional de la FEMEBE, pero sobre todo en lo básico cubrir a mi Padre en el trabajo durante muchos años mientras él estaba entrenando niños y jóvenes.

Ya que hoy es el aniversario del natalicio de mi Padre y que hace dos días se celebro el día de las madres quise hacer este pequeño reconocimiento a mi Papá y a mi Mamá por el gran trabajo que en pareja hicieron en pro del béisbol poblano de 1982 a 2007, ya que seria muy injusto atribuirle todo el merito a mi Padre.