ColumnaSinNombre
@pablojair

+ El PRI se borra.
+ El PRD se extingue.
+ Antorcha y Spinoso ya midieron a «Kuitlawa».

¡Ay sí, ay sí! ¡Ahora resulta que todos madrean al Cascarita!
–Chopenjawer


Las elecciones de este domingo dejan claro que la guerra virtual llevada a cabo en redes sociales, los mensajes de odio, polarización, en realidad son nada. No inciden en nada, y usan una estrategia pésima para invitar a votar, sin defender los logros de gobierno.

Es el caso de Puebla, donde es bastante palpable esta situación: los ataques entre candidatos rebasaron más allá de la invitación a votar, de hacer el exhorto para que saliera la gente a refrendar su apoyo al panismo/morenovallismo que en los últimos años convirtió a este estado en uno de los mejores del país, con una capital donde se notó la inversión en obra pública y desarrollo.

Parafraseando al amigo Héber Azamar: «Los que ‘defienden’ el voto, ni votan».

Y ahí está el ejemplo de Tamaulipas, donde la ciudadanía refrendó con su voto al PAN el buen trabajo que ha realizado el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, en una de las entidades más complicadas por su cercanía con Estados Unidos.

Por eso es que decimos que no es en redes sociales como se ganan las elecciones, menos con discursos de odio o de burla a semejantes, ni tampoco la polarización ni el divisionismo. El PAN tenía un bastión bien afianzado en Puebla, con gobiernos recientes muy destacados, pero lo perdieron.

MORENA afianza un avance tremendo en territorio azul tanto en Puebla como en Baja California, que fue el primer estado que el blanquiazul le arrebató al entonces todopoderoso PRI, en algo que bautizaron como la «Concertacesión» (que se entendía como una negociación política para abrir espacios a la oposición). En ese entonces, el primer gobernador gobernador electo de un partido de oposición en México fue el panista Ernesto Ruffo Appel. Desde 1989, ese entidad siempre estuvo en manos del PAN.

En el caso de Puebla, desde 2011 comenzó una nueva era con Rafael Moreno Valle desde que el PRI perdió el estado con un gobernador que quedó marcado por su cercanía con empresarios mafiosos y presuntos pederastas como Kamel Nacif, cuya relación «tóxica» terminó por acabar con el priismo local.

Hay que destacar que Puebla cambió y se transformó con Moreno Valle, y quizás su único error fue el querer perpetuarse a través de su esposa y gobernantes afines. Crear una especie de cacicazgo moderno que en poco tiempo se perdió porque concentraron todo el poder en el destacado gobernador y su esposa Martha Érika, quienes fallecieron en el mismo accidente aéreo y no tenían plan previsto para esa contingencia.

La otra lección de la elección de este domingo es que el lopezobradorismo no se ve para nada debilitado; tendrá su desgaste natural quizás en unos años, pero apostarle a acelerar el desgaste de manera artificial (y en redes, que es bastante ridículo) sólo lo fortalecieron y quizás hasta lo victimizaron.

Aunque el PAN trate de defender o contrarrestar con propaganda que ganaron alcaldías importantes o congresos locales, en la realidad perdieron dos bastiones históricos: Puebla y Baja California. En los hechos, AMLO vuelve a ganarle a su contendiente más fuerte.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: El que de plano ya se empieza a desaparecer en el panorama político es el otrora poderoso PRI. Al menos en Veracruz, priistas destacados tuvieron comilona y reunión allá en Perote (territorio del ex candidato Pepe Yunes) y le pintaron mocos a su dirigente estatal Marlon Ramirez, seguramente por su conocida cercanía al ex gobernador Yunes Linares. Presente también Javier Herrera Borunda, hijo del ex gobernador Fidel Herrera. En las elecciones de este domingo, ni siquiera figuró el tricolor. Hasta parecía que no compitieron.

OTRA NOTA: Otro que tampoco figuró mucho este domingo electoral fue el PRD… o lo que queda de ese partido. Sus alianzas con el PAN le han resultado caras, lo han debilitado tremendamente y prácticamente ya está al borde de la extinción. En Veracruz de plano son «ternuritas» porque (no se vaya a carcajear, por favor, se lo suplico) mandan a sus voceros bien «aguerridos» a pedir hasta la renuncia del gobernador «Kuitlawa» como si tuvieran la autoridad moral para hacerse notar como oposición… Al paso que van, terminarán en algo así como un remedo del Frente Cardenista o los «antorchos».

LA ÚLTIMA PORQUE HAY QUE SACAR AL «GRANDE»… ¡OH SÍ, ESTÁ BIEN GRANDE!: Dicen que al gobierno del «Kuitlawa» ya le tomaron la medida y pues por eso pasan situaciones como la de los «antorchos», quienes ya van varias veces que bloquean calles y hasta le arruinaron no una, sino dos veces los eventos al presidente López Obrador en sus recientes visitas a Coatepec y Yanga. Sí, ya sé: van a decir que «respetamos la libertad de manifestación y bla-bla», pero a los de la Cuarta Transformeishion se les olvida que ya no son activistas, son gobierno; que tienen que demostrar el peso del estado o de plano energúmenos como el ex oficial mayor de la SEV, Édgar Spinoso Carrera, los puede mandar a la gaver con todo y policías… Solo falta que «Kuitlawa» llame a los polis y les diga: «Gracias, Fuerza Civil por su comportamiento heroico ante un hecho flagrante de amenaza de muerte cometido por el Édgar»… Dicen que Don Fernando decía que de vez en cuando había que mostrar los huevos, seguramente para cocinar omelettes y así.