De acuerdo con un estudio dirigido a inversionistas y realizado por economista de la institución para Canadá y México, Carlos Capistrán, “un segundo trimestre consecutivo con una contracción pondrá a México en una recesión técnica”.

La institución financiera aclaró que el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) aún no está cayendo en forma anual, lo que eventualmente ha ocurrido en episodios previos en México.

Y es que, detalla, hasta ahora en el segundo trimestre los datos son débiles, pero no todos se están contrayendo con respecto al primer trimestre; de hecho, las exportaciones netas crecen 2.2% y el consumo 0.3%; en tanto que la inversión y el gasto público se contraen 1.0 y 5.9%, respectivamente.

Para el especialista, una recesión técnica podría depreciar el peso y generar mayores presiones para que el Banco de México (Banxico) haga recortes en su tasa, además de que las agencias calificadoras bajarían la calificación del país.

“No creemos que el Banxico recorte las tasas para ayudar a la economía, pero tendrá más presión para hacerlo. Y el mercado también estará atento a la respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, que podría incluir un aumento en los gastos del gobierno”.

El documento expone que incluso, si el crecimiento entre abril y mayo no es negativo, sino débil, es poco probable que la economía crezca por encima de 1.0% este año; de hecho, la institución financiera internacional espera un avance de la economía mexicana de 0.7% este año y de 1.2% vpara 2020.

Fuente: www.forbes.com.mx