OPINIÓN | Sin Vergüenza | Por Luis Sigüenza | 16.10.2019 |

Xalapa-Enríquez |

Hace aproximadamente dos meses en Casa Veracruz el gobernador reunió a sus secretarios; ahí les leyó la carta: “Tienen estos meses para dar resultados quien no pueda, se va”, sentenció.

Ese rumor de que algunos se van es cierto, además les señaló que ya era suficiente tiempo para aprender.

En dicha reunión también estaban diputados destacados de la 4T.

Parece ser que no hay tiempo que no llegue, ni plazo que no se cumpla; lo cierto es que muchos secretarios de despacho después de su comparecencia ante el Congreso del Estado darán las gracias y se van.

Lo malo es que no hay perfiles en MORENA que llenen esos lugares vacíos con buenos resultados.

Lo peor es que salga quien salga, fue un año tirado a la basura; un año de servicio público ineficaz y nefasto; basta ver los índices de delincuencia, la inusitada plaga de dengue, la falta de medicamentos en los hospitales, la poca transparencia en la compra de insumos(caso patrullas), el nulo desarrollo en el campo veracruzano, la desbandada de empresarios que huyen y dejan sin inversión al estado.

La falta de transparencia en los recursos, el subejercicio de los mismos. Y ni qué decir de los escándalos de nepotismo y acoso sexual que se ha dado en algunas secretarías.

En fin, ya va ser un año de la 4T y los resultados son pocos ante la expectativa que causó en campaña; alguien de los que lee estas líneas ¿puede decir algo bueno? (qué no sea ese discurso de que son súper honestos) eso de honestos se verá cuando entreguen cuentas  y tengan una verdadera fiscalización de los recursos; lo cual dudamos porque la hoy titular del ORFIS fue empleada de la 4T.