OPINIÓN | Sin Vergüenza | Por Luis Sigüenza | 24.10.2019 |

  • El perdón de Cuitláhuac a sus secretarios…
  • La inseguridad en el país…
  • El dengue un negocio para algunos…
  • Rebelión en el Poder Judicial… 

Después de la advertencia de que podrían estar corridos algunos secretarios de despacho, estos se pusieron las pilas y en una reunión en la casa del patriarca ubicada en la Colonia Progreso de la ciudad de Xalapa; le pidieron al gobernador una segunda oportunidad, le prometieron y entregaron jugosos regalos.  El gobernador los aceptó gustoso, pero dos serán los cesados…

Luego de que soltaron al hijo del Chapo en Culiacán la ola de comentarios se dejó azotar en las redes sociales y todos nos volvimos expertos en seguridad; lo cierto es que los datos no mienten y este año es el más violento; según el periódico Reforma con su seguimiento basado en las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el 2019 es el año más violento del que se tenga registro: 25 mil 890 homicidios dolosos. Más que con Calderón, durante su primer año de gobierno. Más que con Peña en el 2013. Con AMLO: 2 mil 600 ejecutados cada mes, 90 diarios en promedio, (claro AMLO tiene otros datos).

Dicen los expertos en el tema de seguridad que para diseñar una auténtica política de estado en materia de seguridad pública, deberían sentarse a la mesa todos los partidos políticos, los gobernadores, diputados y senadores, el gabinete en pleno y representantes sociales y no dejar toda la responsabilidad al Ejecutivo Federal. “Porque es muy fácil y resulta (más rentable políticamente) criticar al centralismo, reprobar la estrategia contra el crimen organizado, despotricar  contra la falta de estrategias y al mismo tiempo delegar toda la responsabilidad en el gobierno federal”, asegura el doctor Luis Astorga experto en temas de seguridad…

Un desafortunado panorama hay en el sector salud de nuestro estado y es que el dengue ya ha cobrado vidas y el número de personas infectadas llega a casi 7 mil en Veracruz (al menos las cifras oficiales y reportadas). El desempeño de Ramos Alor al frente de SSA es muy malo al menos en este tema (ya ni hablar de los casos de falta de medicamentos), deberíamos preguntarle al señor secretario ¿por qué hasta ahorita se aplica la fumigación?.
La fumigación de interiores con efecto residual consiste en aplicar insecticidas con una acción química de larga duración sobre las paredes y techos de todas las casas y casetas de animales domésticos de una zona determinada, a fin de eliminar los mosquitos vectores adultos que se posan y permanecen en esas superficies.
Dicho lo anterior la “fumigación de espacios” para el control de vectores está recomendada solo en situaciones de emergencia, para erradicar una epidemia ya en propagación o frenar una incipiente. El objetivo de fumigar espacios es la destrucción rápida y masiva de la población de vectores adultos.

Pero también es prudente señalar que si se recurre a la fumigación de espacios en fases tempranas de una epidemia y se hace a una escala suficientemente grande, se puede reducir la intensidad de la transmisión, con lo que se ganaría tiempo para aplicar otras medidas de control vectorial que permitan un control a más largo plazo, como los larvicidas y la reducción de fuentes de origen comunitario.

Ante esto podríamos preguntarnos: ¿Quién se beneficia con la compra de los químicos para fumigar?

¿Se compró a tiempo o dejaron pasar las cosas para hacer una compra masiva?

¿Licitaron la compra del producto y cuánto costo?

¿Fue un error o solo una estrategia maligna para ganar dinero?

Lo cierto es que Ramos Alor es sin duda uno de los nominados a dejar la silla en diciembre, como dice la canción “diciembre me gustó pa’ que te vayas…”

Hace apenas unos días el presidente del TSJ, Edel Álvarez Peña, inauguró el Congreso Internacional sobre Derecho de Familia y Menores, de destacar los ponentes que estuvieron presentes son el Dr. Ramón Herrera Campos, profesor emérito de la Universidad de Almería; Dr. Ángel Sánchez Hernández, ex Rector de la Universidad de La Rioja; Dr. Lorenzo Morillas Cueva, ex rector de la Universidad de Granada. Lo interesante es que de los 30 magistrados solo 13 acompañaron a Edel en dicho evento. ¿Será una señal de rebeldía o inconformidad? Lo cierto es que en el ambiente del Poder Judicial hay voces de inconformidad con la llegada de los nuevos jueces y a decir de muchos, no tienen la experiencia para estar en ese puesto…