Ante el descontrol que se manifestó en la conferencia, el tabasqueño arremetió contra medios como el periódico La Jornada y TV Azteca, dos empresas que se han mostrado cercanas con el Gobierno obradorista y que ya no temieron cuestionar las mentiras de la misión en contra del hijo de Joaquín Guzmán Loera.