OPINIÓN | BARRA LIBRE  |  Alfredo Quezada Hernández | 12.11.2019 |

  • PRIMER INFORME

El hijo de Atanasio ya prepara su alocución.

Sin tener ya a nadie a quien culpar, pues el fotógrafo oficial de la familia Yunes Márquez no está, puso a sus titulares de despacho, a trabajar para maquillar las  cifras, para echar las campanas al vuelo y entregar el documento que “avale” sus primeros doce meses al frente de la administración estatal.

A los bandazos, con una retahíla de incoherencias y con un valemadrismo sorprendente el vástago del Profe ya casi llega a su primer año.

Sobra describir que su Talón Aquiles continúa siendo la seguridad.

Los medios de comunicación de manera puntual, así como las redes  sociales,  han dado cuenta de la galopante crisis de seguridad que padecemos los más de siete millones de veracruzanos.

No hay poder humano que la detenga, que meta orden en tierras veracruzanas.

Los que conocen más a fondo del tema señalan que en Veracruz,  la inseguridad y el crimen se perciben como el principal problema que flagela  los 212 municipios y hasta donde se  percibe el problema viene en cascada, los versados aseguran que se avecinan tiempos peores.

Ni aquellos que presumieron ser unas Chuchas Cuereras pudieron, sí, los mismos que  alardearon que en escasos seis meses esto se acabaría.

Si esos no fueron capaces de proporcionar el gozo a los veracruzanos de vivir en un estado tranquilo, en paz, luego  entonces mucho menos va a poder el pobre Hijo de Atanasio.

No sea tan exigente.

Al Sabadaba también le acompañan los escándalos de corrupción y nepotismo.

Del primero es un secreto a voces las distintas situaciones que se dan en las dependencias estatales en cuanto a la asignación de obra refiere, por ejemplo.

Ya lo dijo la Contralora General,  Mercedes Santoyo, “no hay una solo dependencia donde no haya alguna irregularidad”.

Así o más clarito.

A su decir las más graves se encontraron en la Secretaria de Educación, en Salud, en Finanzas y Planeación y en la  SIOP.

Por lo tanto, en Veracruz, a la inseguridad le sigue la corrupción.

Para hablar de tema de nepotismo existente en la actual administración estatal nos llevaríamos mucho tiempo y varias cuartillas por lo que solo le daremos nombres de los protagonistas.

Diputada Local, Rosalinda Galindo.

Eleazar Guerrero Pérez. Subsecretario de Administración y  Finanzas.

“El Dr. Besitos”. Roberto Ramos Alor, ese que hace las veces de titular de Salud.

Dip. Local José Manuel Pozos Castro.

La titular de Trabajo y Productividad, Guadalupe Argüelles.

El Sub Secretario de Educación Moisés Pérez Domínguez.

El titular  de la SIOP, Elio Hernández, su esposa es la titular del Jurídico de la SSP.

Y allí la dejamos para no cansarlos.

Concediéndole, al hijo de Atanasio,  el beneficio de la duda es  posible que a los funcionarios del actual gobierno, comenzando con el vástago del  Profe, el tema de la inseguridad les está pesando más  que la corrupción el nepotismo.

Puede ser.

Tantito pero cavilan.

Provecho.

  • NUESTRAS CONDOLENCIAS

Desde este espacio  expresamos nuestro más sentido pésame al amigo, al alcalde de Jilotepec, Sergio Fernández Lara, por la irreparable pérdida de su señor padre Sergio Fernández Rodríguez.

Elevamos una plegaria al Creador del Universo por su eterno descanso y hacemos votos para que le ayude a sobrellevar tan gran  ausencia.

En este difícil y doloroso momento le ruego a la familia Fernández Lara reciban mis más sinceras condolencias.

Mi más sentido pésame.

Descanse en Paz.

Abrazo.

  • POZOS CASTRO A LA SEDESOL

Vaya que es ladino el oriundo de Juchique de Ferrer.

Junto con sus amanuenses, un tal Luis Bustos y el otro comediante Eduardo Andrade Rocha,   se ha dado a la tarea de correr el borrego de que su próxima parada es la SEDESOL estatal.

Nada más grotesco que lo anterior.

De ser cierto su arribo sería un grave error del hijo de Atanasio colocarlo allí, en esa dependencia tan importante para los que menos tienen.

Por lo mientras el nativo de Plan de Las Hayas, junto con su par de comediantes, ya se frota las manos sabedores de la gran cantidad es recursos que allí se manejan.

Esta tercia es hábil para las porquerías, es perversa por eso transitan juntos, por eso hacen puente en su caminar dentro de la administración pública.

Vaya que le sobra desfachatez al hijo de Atanasio, se lo comió de un buche el camaleónico de Pozos Castro.