OPINIÓN | BARRA LIBRE | Alfredo Quezada Hernández | 14.11.2019 |

  • PAN VERACRUZ

Nada fácil la tiene el ex diputado Joaquín Guzmán Avilés.

Hacia el interior de las filas panistas la intervención que debe hacer tiene que portar un zurcido fino, invisible.

Nada de resentimientos ni revanchismo, la prudencia es prioritaria.

Las fracturas solo terminarían de hundir a los azules, el saciar ambiciones personales dejando de lado la ideología panista seria lo peor que podrían concebir en estos momentos de urgente unidad.

Los grupos deben conciliar, mostrar ser pensantes, maduros e inteligentes, claro, si es que en verdad tienen camiseta bien puesta, si es que en realidad le tienen amor a las siglas.

Lo destacable es que el recién nombrado líder panista, sabe del terreno que pisa no es un improvisado, mucho menos un advenedizo y gusta de entregar buenos resultados

La política de puertas abiertas, el dialogo y la concordancia son las constantes del ex alcalde huasteco.

Las bases blanquiazules están ciertas que Acción Nacional la tiene todo para crecer, para salir adelante, como también reconocen que tienen un líder sensato, ecuánime y centrado.

De igual forma la actual dirigencia estatal ostenta la gran oportunidad de ser una oposición real, autentica, los tumbos que desde hace once meses han venido caracterizando al hijo de Atanasio le facilitan el camino.

Los veracruzanos están padeciendo las consecuencias de la improvisación y del valemadrismo.

El descredito hacia el gobierno que encabeza el hijo de Atanasio se acrecienta a diario, la sociedad esta cierta que nuestra entidad está paralizada, no hay obra social, no hay medicamentos, las escuelas están siendo vistas más como centros de negocios que como sedes de aprendizaje, el desempleo es galopante  y ya ni mencionar la inseguridad.

Los demás institutos políticos, entiéndase PRI, PRD, PVEM, MC Y PT, están más enfocados en las prebendas, en la repartición de candidaturas y en llevar agua a su molino, que el constituirse en una oposición real, lo cierto es que los morenos ya les pusieron el pie.

Los tienen boca abajo.

Es de destacarse que los pupilos panistas del congreso local también deben aportar su grano de arena, a ellos les corresponde unirse, deben entender la prioridad, lo ideal es que prevalezca la buena disposición para mejorar.

Nada de respirar por la herida, nada de tirrias, porque solo estarían dañando a su partido.

Las condiciones están dadas para convertirse en un contrapeso serio, efectivo.

Si muestran unidad, y lo apoyan, Omar Miranda habrá de cimentar un bloque serio, que goce de credibilidad.

De hacer realidad eso que tanto presumen, que son pensantes e inteligentes, otros serán los aires que le soplen a Acción Nacional dentro de 15 meses.

La apertura es urgente.

Guzmán Avilés es el líder.

Así de sencillo.

  • “EL BUEN FIN”

Mucho cuidado con esta trampa.

Lo cierto es que de bueno no tiene nada.

Puro consumismo.

Entre el 15 y 18 de noviembre, las tiendas departamentales habrán de permanecer abarrotadas, cerraran sus puertas pasada la media noche sin importan que las compras sean al puro fiado, un mínimo en efectivo. Lo prioritario es que los consumidores se endeuden más con supuestas ofertas. Miles de estos compradores aun adeudan las adquisiciones de hace un año y se habrán de  comprometer más, adquirirán más obligaciones las cuales a la larga terminan por ahogarlos.

Una parte de los aguinaldos ya fue entregada a la burocracia, como también la lucha entre las tiendas departamentales por acapararlo ya dio comienzo adelantado sus “ofertas”.

La pesada cuesta de enero no importa, eso es lo de menos, ya que  quizá la pantalla adquirida en estos días se la salvación los primeros días de enero. Su destino el Monte de Piedad y como esta nuevecita da un poco más.

Lo cierto es que con el adelanto de dicho beneficio el gobierno, de nueva cuenta,  se convierte en cómplice de los hombres del dinero y se olvida de fomentar el consumo responsable y a los mexicanos de rechazar el consumismo suntuario.

El Buen Fin solo propicia incertidumbre financiera y promueve el consumo emocional, las compras por impulso.

En cascada habrán de llegar el endeudamiento y la morosidad.

Eso ni lo dude.

  • AMORIOS EN EL CONGRESO VERACRUZANO

Los romances entre los representantes populares son cada día más evidentes.

Han caído en el descaro.

En lo vale madre.

Ni tantita vergüenza muestran.

A la Dulcinea  la quieren siempre a su lado, pegaditos, y es entendible pues es la primera vez que portan una de zapatillas, bien maquilladita, con los juanetes operados, nada de andar con las axilas mal olientes, ni con tufo a chiles en vinagre.

Ni modo algo que hay que ofrecer para mantener las canonjías, las prebendas y para dejar de ser exhibido.

Por un lado se aprovechan del cargo  y por el otro están bien zurrados, o zurradas, todo se conjuga.

Hacen bien hay juventud, hay poder y hay dinero, público, pero es fortuna, y además es jabón que no se gasta, total el descredito ya está, las porquerías ya fueron dada a conocer, solo falta ratificarlas.

Y como buenos morenos, hacen vida pública con dinero del erario.

Bola de hipócritas.

Puros dobleces.