OPINIÓN | BARRA LIBRE | Alfredo Quezada Hernández | 05.12.2019 |

  • RAMOS ALOR Y EL DENGUE

Esto sí es cinismo.

La respuesta del neumólogo pediatra es más que ofensiva, inculta.

Fiel al estilo del hijo de Atanasio, este comediante metido a político repartió culpas, destacando que la oposición y los medios de comunicación armaron todo un “circo” en lo que refiere al dengue. A esa terrible pandemia que causo decenas de muertes en la entidad veracruzana.

Este señor, aparte de que millones de veracruzanos le matan el hambre, pues  son sus patrones, ya está grandecito para actuar de esa manera, para no asumir su responsabilidad y ocuparse en culpar a todos de sus tonteras.

Durante su presentación ante diputados locales, descaradamente, el amiguito del hijo de Atanasio, culpó a la población del incremento en el número de casos de enfermos de dengue, y lo hizo bajo el argumento de que en sus patios caseros dejan acumular “trebejos” que son un auténtico caldo de cultivo para el mosco transmisor.

Lo cierto es que el número de veracruzanos muertos por dicho mal sí existe, es una cifra real no es dígito alegre como los que él acostumbre exhibir.

En la próxima noche de Navidad decenas de familias ya no estarán completas, padres de familia ya jamás convivirán con sus hijos.

Ejemplos sobran, como también es sobrada la desvergüenza de este señor. Es admirable su valemadrismo.

Una niña de escasos seis años de edad, fue una de las víctimas, una estudiante de medicina de la zona centro del estado también, otro menor de cinco años en Coscomatepec corrió con la misma mala suerte.

Y, mientras, el único que transita con buena suerte es el neumólogo pediatra, el sujeto ese llamado Roberto Ramos Alor. Sí, el mismo que durante su actuación frente a los diputados locales, el día de ayer, de lo mínimo que lo tildaron fue de “mata veracruzanos”, de “mediocre” eso sin mencionar la manifestación que encabezaron los familiares de la joven finada Yesenia Vargas Licona, quienes acusaron que gracias a una negligencia médica dicha joven falleció en el hospital regional de Papantla “José Buill Belenguer”, al dar a luz a su segundo hijo.

Otros legisladores le pidieron la renuncia y algunos lo calificaron como un excelente actor.

Pero todo lo anterior ni tantito que inmuto al  comparsero, reiteramos, es admirable su cinismo.

  • POZOS CASTRO Y SU DAMO DE COMPAÑIA

En esto de la pasarela de funcionarios, allá en el congreso local,  no solo los comparecientes llevan comparsa, también los legisladores utilizan a sus  botones.

Los representantes populares actuando muy a la ligera, llegan tarde o de plano, en completa actitud valemadrista, no asisten.

Total nadie les puede llamar la atención.

Lo que si procuran es enviar a sus “orejas” para que los mantengan al tanto de lo que sucede.

Ya en repetidas ocasiones, en varias comparecencias, con esas poses de divo que le caracterizan, muy aparte de la de perdonavidas, se ha dejado ver en las primeras filas cómodamente aposentando sus escurridos glúteos, sin ser diputado, léalo bien sin tener representación popular, al carga talegas de Juan Manuel, a un tal Eduardo Andrade Rocha.

Con la total complacencia del nacido en Plan de las Hayas, dicho sujeto adopta poses que ni los mismos diputados expresan,  ya que actúa con arrogancia, con altivez  y sintiéndose todo una gran parlamentario.

La mayoría de legisladores se conducen con sencillez, con naturalidad caso contrario  sucede con  el mozo de estoques de Pozos Castro.

Ni modo los complejos llevan al ser humano a actuar de esta manera.

Pero como reza la máxima popular, no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace “asesor”.

Quizá por eso hacia el interior de la sede parlamentaria local ya se les conoce como El Bueno y El Malo. El bueno para nada y el malo para todo.

Saque sus conclusiones.

  • OFICINA INTERGRUPAL DE A A.

Gente cercana a esta agrupación nos ha platicado de buen trabajo el que lleva a cabo esta importante oficina.

Nos resaltan que muchas de las veces es la primera instancia que tiene la persona que desea dejar de beber.

Al transcurrir de los años miles de alcohólicos en activo  han encontrado la ruta para, actualmente, llevar una vida útil y feliz, han logrado dejar de beber gracias a que esta Oficina tuvo, y tiene, sus puertas abiertas, siempre atenta para atender el llamado de la persona o del familiar que sufre los estragos y las consecuencias del alcoholismo.

Fue a finales de 1976,  cuando esta oficina abrió por primera vez sus puertas.

Son ya más de 40 años los que tiene de funciones y el próximo día 15 de diciembre la Oficina Intergrupal Xalapa Centro cumple 43 años.

Son ya más de cuatro décadas de estar transmitiendo un mensaje de vida a toda aquella persona que solicite la ayuda con la intención de conocer cómo es que trabaja Alcohólicos Anónimos.

Son cuarenta años en los cuales, como un gesto de gratitud, miembros de alcohólicos anónimos dedican una buena parte de su valioso tiempo a esta oficina, manteniéndola vigente, atendiendo lo que ellos llaman Paso Doce.

Actualmente, bajo la atinada Coordinación de Roberto H, esta oficina hace la atenta invitación a toda la comunidad de AA para que asistan a celebrar tan importante fecha.

Todos, a una sola voz, darán vida a su programa de recuperación y seguramente darán fiel testimonio de que Alcohólicos Anónimos sí funciona cuando el individuo quiere, cuando tiene el firme deseo de alejarse de la bebida.

La semana de unidad inicia el próximo día 9 de diciembre a las 19 horas en el local que ocupa esta oficina de Paso 12, ubicada en 20 de Noviembre Norte número 38 altos, zona centro.

Durante cinco días este puñado de hombres valientes habrá de estar compartiendo valiosas experiencias para posteriormente, el día 14, celebrar su Junta Pública de Información, espacio donde las familias en general pueden asistir y así conocer cómo es que trabaja este maravilloso programa de recuperación.

En esa Junta de Información le explicaran que es lo que NO hace Alcohólicos Anónimos.

Asista, bien vale la pena.

Felicidades.