OPINIÓN | No tires tu dinero | David Páramo | 24.mayo.2020

El gobierno federal tiene claro que la apertura del sector automotriz debe ser simultánea con EU

Uno de los tipos más nefastos en el país es Luis Miguel Barbosa. El gobernador de Puebla es un hombre mucho más feo por dentro que por fuera.

Fue autor de una de las frases más ignominiosas de la historia de México al decir que la muerte de Martha Erika Alonso y tres personas más había sido un castigo divino. Y algunas de las más estúpidas de la pandemia, como cuando dijo que era una enfermedad de ricos o que se curaba con alguna clase de caldo (eso explica porqué tiene una diabetes tan avanzada).

Su autoritarismo machito ahora lo llevó a hacer la siguiente amenaza: “El tema de Volkswagen y Audi vamos a ver si cuando emita mi decreto, lo respetan… para que ya, de manera directa, sepan la posición del gobierno. Qué más claridad quieren de lo que he dicho y contradicho… No hay peor sordo que el que no quiere oír”.

Hay que hacer notar que el tipo que mal gobierna Puebla usó la palabra “contradicho”. Quizá pensó que la palabra era sinónimo de repetido, puesto que hace una semana dijo que, a partir del 25 de mayo, comenzaría el proceso de reapertura.

El gobierno federal tiene claro que la apertura del sector automotriz debe ser simultánea, puesto que se trata de una industria totalmente integrada a Estados Unidos a través de grandes cadenas de producción. El sentido común establece que, si se rompen, México podría quedar fuera de ellas con los daños al empleo.

REMATE ATRAGANTADO

¿Recuerda cómo se solazaban los chairos radicales con un video de Susana

Zabaleta en el que mostraba su apoyo a Andrés Manuel López Obrador y juraba que él sí apoyaría el arte?

El Padre del Análisis Superior no se detendrá en la chistosa vulgaridad de ese video, pero sí la furia que se ha despertado entre la gente de la industria cinematográfica por la decisión de recortar los fondos a los fideicomisos vinculados con el cine. Bueno, hasta Guillermo del Toro quiere organizar una movilización del sector.

Es un hecho que la revisión de Fideicomisos realizada por la Secretaría de Hacienda, encabezada por Arturo

Herrera, ha conseguido 18 mil millones de pesos, los cuales han evitado, hasta el momento, un mayor crecimiento como porcentaje del PIB y han permitido canalizar fondos hacia necesidades mucho más urgentes.

En momentos de crisis como los actuales se debe tener prioridades y resulta muy fifí que figuras como Del Toro o Zabaleta quieran mantener dinero público para hacer películas que combatir el crecimiento de la pobreza.

REMATE REACCIÓN

Los representantes de la 4T están teniendo que reagruparse luego de sus barbaridades en contra de las energías renovables.

Como lo había anticipado el Padre del Análisis Superior, Rocío Nahle cometió los mismos errores y metió en los mismos problemas al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Hizo un diagnóstico equivocado de las energías limpias, porque está dominada por dos fuerzas que confluyen: gran soberbia como servidora pública y una visión estatista que no corresponde a su modo de vida.

Sigue sobrevalorándose. Cree lo mismo que puede provocar ovaciones de los miembros de la OPEP que intimidar a los empresarios porque tiene un cargo que, en el mejor de los mundos para ella, sólo le durará hasta el fin del sexenio.

Sus supuestas victorias han sido un fracaso. Con el tema de los oleoductos realmente no ganó nada, puesto que las empresas modificaron los contratos porque se beneficiaron económicamente. Los países árabes están haciendo ofertas en los mercados donde Pemex exporta.

El diseño de la estrategia fue tan malo que, en los hechos, el gobierno ha tenido que recular. Cerraron pruebas y operaciones de plantas eólicas, pero luego recularon. Trataron de hacer ver que era un cambio en el sector y ahora buscan cualquier forma para decir que es una medida temporal derivada de la pandemia.

Es lógico el discurso del Presidente de la República, pero, en los hechos, ésta es otra victoria nahlica.

Con información de DINERO EN IMAGEN