OPINIÓN | BARRA LIBRE | Alfredo Quezada Hernández | 14.junio.2020 |

  • AMLO – HIJO DE ATANASIO

Lo reiteramos, al tabasqueño le sobre preocupa Veracruz.

Sus constantes visitas a nuestra entidad no son por el gran amor que le tenga a estas tierras ni por la total confianza que de manera constante le expresa al vástago del Profe.

No señores, el dueño de “La Chingada” sabe de la importancia electoral que le representa Veracruz, como también esta cierto de las constantes burradas que comete ese que dice ser gobernador. Porque no queremos imaginar que el tabasqueño desconoce de los tumbos que a diario comete el hijo de Atanasio, apoyado fuertemente por su pandilla, por esa caterva de ineficaces servidores públicos que, en lugar de sacarlo a flote, cada vez que pueden lo terminan de empinar.

Y si a lo anterior le agregamos la pérdida de notoriedad que ha padecido en los últimos meses el tabasqueño, entonces lo único que le queda es conservar la reserva electoral que, se supone, tiene en Veracruz.

No dudemos que en la visita de hoy el señor López, fiel a su estilo y a su costumbre, colme de elogios al mostrenco ingeniero, que lo vuelva a ubicar en esa nube rosa de la cual no le conviene bajarlo, ya que, como un viejo zorro de la política, debe mantener su dicho y, de dientes para afuera, ensalzar al hijo de Atanasio.

El tabasqueño está bastante bien informado de la galopante inseguridad que padece nuestro estado, por supuesto que no desconoce que Veracruz arde, que en estas tierras el crimen organizado ha sentado sus reales. De igual forma sus cercanos le han hecho saber que a todos los días corre sangre en el territorio veracruzano, que ya la población ha perdido la capacidad de asombro al enterarse, y muchas veces ser testigos fieles, de las balaceras, de los levantones, de la matazón, a sangre fría, de gente en plena cabecera municipal.

Lo anterior sin mencionar la triste realidad que se vive en cuestiones de salud, en lo duro que nos está pegando la pandemia todo por la soberbia y lo vale madre del amorfo titular de Salud en la entidad, si, de un tal Roberto Ramos Alor.

Lo repetimos, pobre Veracruz, y pensábamos que ya habíamos pasado lo peor, que vendrían tiempos de cambio, de esperanza, pero como bien dicen millones de veracruzanos, nos salió más caro el remedio que la enfermedad.

El Hijo de Atanasio no da una.

Así de sencillo.

  • YUNES LANDA – MORENA

El choleño le empieza a cobrar la factura a los morenos.

Le cuento.

La llegada de Alma Delia Hernández Sánchez, es posición de Héctor. La hija de Choforo es otra más de sus marionetas.

 Sí, la nueva titular del Comité de Participación Ciudadana y del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción de Veracruz, es incondicional del primo de Miguel Ángel.

No tuvieron que pasar muchos días para que la heredera de un tal Crisóforo Hernández Cerecedo, asumiera dicho cargo, lo que nos deja en claro que es parte de un intercambio de favores políticos entre el representante popular federal y el hijo de Atanasio.

De igual forma este advenimiento nos confirma que Yunes Landa, efectivamente está medrando con su representación y su grupo, pues logro conseguir para su pandilla el Comité Estatal Anticorrupción y, como ya es sabido, es gracias a eso que asume dicha titularidad la hija del nacido en la comunidad de Tumbadero, del municipio de Álamo.

No olvidemos que Yunes Landa, al destaparse para buscar de nuevo la gubernatura de Veracruz, muy justamente se le señaló que no tiene más mérito que utilizar al PRI. Por todos es conocido que su especialidad es manipular las siglas para lograr cargos y chambas para sus amigos y familiares. Lo paradójico es que no ha pasado una semana de que fue señalado de padrotear a su partido y ya vemos otra de sus bribonadas, lo peor de todo esto es que los priistas no levantan la voz, han dejado que un sinvergüenza los trate como si fueran menores de edad. Como retrasados mentales.

Los priistas se preguntan ¿Que las bases de ese partido no han sido responsables de lo que han robado y dañado sus directivos y autoridades? Lo son y lo seguirán siendo mientras no se pongan de pie para detener a representantes y gobernantes salidos de sus filas, que solo se dedican a explotar y desprestigiar sus siglas.

Cuantos se atreverán a parársele de frente a este depredador de la política.

Por supuesto que sus beneficiarios no lo harán, pero los que en verdad quieren que el PRI recobre su credibilidad y a sus electores, deben denunciar las canalladas de Héctor, de este sujeto que sigue manejando al partido, cosechando los favores políticos y haciendo sus tranzas con Morena.

Reiteramos, lo que  más causa asombro es ver que la mayoría de los priistas, y el comité estatal también, guarden silencio al ver que el Judas de Hector Yunes esté cobrando a MORENA los votos que regentea en el Congreso local y que le permite a los pupilos de AMLO sacar adelante sus reformas destructores de instituciones, porque quienes tienen el deber de oponerse a las atrocidades de quienes gobiernan, se dedican a canjear votos por chambas para sus bufones, como en esta caso Yunes Landa.

Por cierto, del padre de la nueva titular del Comité de Participación Ciudadana y del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción de Veracruz, todavía se le recuerda como, siendo edil de Tuxpan, en completo estado de ebriedad le dio en la madre a una lujosa camioneta Suburban, claro, unidad oficial.

Otra de las gloriosas aventuras del compadre de Manuel Muñoz Ganem es cuando en pleno palacio municipal de Tuxpan golpea a un reportero por el simple hecho de haber publicado una nota nada agradable para él. Una publicación que lesionó su delicada dermis.  De allí que nace su apodo de “El Bárbaro de Tumbadero”. Mote que muy gentilmente le endilgo la clase priista veracruzana y del cual mucho se enorgullecía el amorfo priista.

A Choforito le ha ido muy bien, pues aparte de haber sido delegado estatal de la, entonces, Secofi, (Secretaria de Comercio y Fomento Industrial), ya fue tesorero, alcalde y cínico, perdón, sindico de Tuxpan, entre otros muchos cargos que le han regalado, el PRI principalmente, gracias a sus amplias aptitudes reptilescas.

Es de resaltarse que Alma Delia no llega por ser la hija de Choforo, no señores, este desgastado priista y compadre de Manuel Muñoz Ganem, gente de todas las confianzas de Miguel Ángel Yunes Linares, ya no representa nada ni a nadie. Mucho menos tiene control político alguno en la región de los Bellos Atardeceres

Por cierto, muchos maestros, después que Francisco Berlín Valenzuela dejó la Presidencia del Colegio de Veracuz (COLVER), se vieron afectados en sus pagos, señalando de tal atrocidad a la corrupta hoy recomendada de Héctor Yunes.

Por favor.