OPINIÓN | BARRA LIBRE | Alfredo Quezada Hernández | 22.junio.2020 |

  • EL HIJO DE ATANASIO – MONREAL AVILA

Como lo decíamos en la entrega anterior, esto apenas inicia.

El hijo de Atanasio está por comenzar a sentir el rigor del fuego amigo.

Esta vez quien subió a la palestra fue el experimentado Ricardo Monreal Ávila.

Todo un zorro de la política mexicana.

El paisano de Norma Rocío no habla por hablar, quien lo piense así, que se considere bisoño en cuestiones políticas.

Sin pensarlo dos veces el zacatecano califica de “mal gobierno” la administración que encabeza el hijo de Atanasio, situación que solo problemas le está acarreando al partido en el poder. De igual forma para el senador no es descabellado especular que su partido corre un alto riesgo de perder tres gubernaturas, y, le atino, entre ellas se ubica Veracruz.

Por supuesto que en la próxima jornada electoral los resultados para nada serán lo mismo, vaya ni parecidos, al menos.

Claro que no.

Para el pastor camaral el hijo de Atanasio, junto con otros dos mostrencos mandatarios emanados de Morena, es toda una piedra en el zapato del “Macuspana”. Su pésimo trabajo nada bueno ha aportado a la causa morenista, lo que le ubica en serio riesgo de dejar la primera magistratura estatal.

La incompetencia del hijo de Atanasio, aunada a la ineptitud de su gabinete, ha sido un gran obstáculo para poder hacer realidad sus promesas y contribuir positivamente a la causa electoral de MORENA.

Mire lo que el líder senatorial destaca en una importante entrevista que le hace el experimentado periodista Carlos Loret de Mola, “las popularidades de Cuitláhuac García en Veracruz; de Barbosa en Puebla; Cuauhtémoc Blanco en Morelos, están vapuleados. Te digo también con franqueza: sí afecta; un mal gobierno que Morena ganó con contundencia y que no ha habido resultados tangibles o no ha habido un proceso armónico en el Estado o en el municipio, por supuesto que afecta porque el voto se refrenda cada tres años y así como te dio la gente el voto te lo puede quitar”,

Así o más clarito.

Sobra decir que en la próxima boleta electoral el nombre del tabasqueño ya no habrá de estar presente, sí, ese que para millones de mexicanos es, o era, sagrado.

De igual forma es de destacarse que, aun cuando lo nieguen, muchos de los que actualmente ocupan un cargo de elección popular llegaron gracias al efecto AMLO. Porque si hubieran ido solo, no gana ni en su cuadra.

Lo cierto es que, gracias al pésimo trabajo del hijo de Atanasio, en Veracruz, la popularidad del señor López, se ha desplomado.

Eso que ni qué.

  • PODER JUDICIAL

En días pasados autoridades del Poder Judicial del Estado recorrieron 12 de los 21 distritos judiciales de la entidad, a fin de identificar los terrenos donde serán edificados los centros de Conciliación del nuevo Sistema de Justicia Laboral.

El propósito de esta visita fue el de conocer los espacios disponibles donde serán instauradas las 12 delegaciones, en una primera etapa, para después tener centros en cada distrito.

Cabe recordar que dichas oficinas reemplazarán a las Juntas de Conciliación y Arbitraje, otorgando justicia expedita e imparcial a los trabajadores, mediante tribunales dependientes del Poder Judicial.

Lo que se pretende es que las instalaciones de las delegaciones del Centro de Conciliación y los juzgados laborales se ubiquen en un mismo lugar, de manera que se facilite el acceso a los justiciables.

Bien por la magistrada presidente del Tribunal Superior de Justicia, Sofía Martínez Huerta.

  • “TODOS POR VERACRUZ”

Ya es negocio esta organización.

Sin mayor representatividad y por consecuencia sin un gramo de acercamiento con el electorado, este establecimiento logra su registro como partido político.

De la mano de Héctor Yunes Landa, quien es el poder tras el trono, “TXVER” no aspira a otra cosa que, a ser un partido satélite, una autentica rémora para la democracia veracruzana.

Nada más para que se dé una idea de la podredumbre que ya impera en este negocio sabe quién va como secretaria general, nada más y nada menos que una tal Yolanda Gutiérrez Carlín, sí, la misma dama la cual ha ido dejando una estela de corrupción y porquería, por las distintas dependencias oficiales donde la han ubicado.

El tufo aún se percibe en organismos como CAEV, la Comisión del Agua, en la capital veracruzana, y en Protección Civil estatal.

Gutiérrez Carlín, al igual que su manejador, goza de una pésima fama pública, por eso ahora que figura como segunda de a bordo en este negoció, nada bueno le espera a la democracia veracruzana.

Sobra decir que ambos son muy proclives a la traición, la ingratitud les brota por los poros, son los clásicos que muerden la mano que les mata el hambre.

Y si, como bien dice, la ex funcionaria, no van a vivir del erario público ya que con lo que, se dice, se embolso gracias a los cargos públicos que le regalaron gobiernos priistas, no tendrá necesidad de eso.

Felicidades a este par de auténticos tramoyistas.